Final de Parejas

Domingo de pasión

Los pelotaris Zabaleta, Ezkurdia, Rezusta y Elezkano II se apoyan en el frontón Bizkaia./
Los pelotaris Zabaleta, Ezkurdia, Rezusta y Elezkano II se apoyan en el frontón Bizkaia.

Ezkurdia y Zabaleta parten hoy como favoritos ante Elezkano y Rezusta en una final del Parejas con todos los ingredientes

JUAN PABLO MARTÍN

Las entradas se agotaron hace semanas y la capacidad del frontón Bizkaia, el más grande en la actualidad con 3.000 espectadores, se ha quedado pequeña. Las apuestas parten con un ligero favoritismo -100 a 80- en favor de los colorados. Y las sensaciones de los cuatro protagonistas son buenas horas antes de que comience la final del Parejas. Ezkurdia y Zabaleta se miden hoy (17.00) a Elezkano II y Rezusta con las espadas en todo lo alto. La pelota vive su particular domingo de pasión con todos los ingredientes para ver un partido de los grandes.

Seis años después dos combinaciones de Aspe se ven las caras en el partido cumbre del torneo más exigente y con más poder de convocatoria. Dos portentos en la zaga que ya saben lo que es disputar un encuentro de estas características por lo que se supone que podrán gestionar mejor la tensión que lleva acumulada. Dos delanteros primerizos en estas lides que tendrán que superar el examen. El que lo apruebe alcanzará la gloria. La txapela con la que soñaron desde pequeños.

Los navarros son la pareja más regular de las semifinales. El vizcaíno y el de Bergara los que mayor número de encuentros ganaron en la liguilla de los cuartos. El de Arbizu y el de Etxarren han tenido una actuación de menos a más y llegan en el que se supone mejor momento al duelo cumbre. Los que vestirán de azul les han vencido en los tres partidos que han disputado hasta el momento. Sin embargo, en una final todo es diferente. ¿Quieren más alicientes?

Las semanas previas han transcurrido sin sobresaltos un buen síntoma para los pelotaris. Cada uno ha tenido la oportunidad de preparar el choque según tenía previsto, por lo que desde ese punto de vista no habrá excusas. Tampoco con el material. Aunque las referencias que ofrecieron tanto unos como otros fueron más bien escuetas, dos de las pelotas de los colorados son más vivas que las de sus rivales, de las que resbalan más por el suelo, para tratar de aprovechar la potencia que atesoran en sus manos e incomodar al zaguero guipuzcoano. La tercera tiene menos salida, un recurso por si es necesario improvisar y Ezkurdia tiene reclamar el protagonismo.

Los cueros de los azules tienen más recorrido. Un bote más vertical para dar más tiempo a Rezusta a colocarse y que pueda sacar chispas a esa zurda que es su seguro de vida.

Cargar atrás

Las estrategias de ambas combinaciones parecen claras. Se conocen tanto que habrá muy poco margen para la sorpresa. Menos en un duelo en el que se juegan tanto y donde los brazos se pueden encoger sobre todo a la hora del remate. Los que vestirán de colorado tratarán de marcar el ritmo de la contienda. La pegada que atesoran ambos en sus manos es su mejor tarjeta de visita. Si Zabaleta está cómodo, cuidado. La última vez que jugaron en el Bizkaia mostraron su versión estelar con esta táctica. Cargaron el juego atrás, evitaron al delantero rival, y el de Arbizu pudo escoger a su antojo la pelota a la que entrar para finalizar. De hecho, se creció a medida que comprobó que la maquinaria estaba engrasada y todo funcionaba a la perfección. Su defensa también fue muy sólida.

A esa actuación se agarran para llegar con mayor confianza que nunca al partido. Saben que si consiguen exhibir el mismo nivel tiene mucho ganado. El problema es que esta vez en los cuadros largos en lugar de Imaz estará Rezusta, un guardaespaldas que poco tiene que ver con el de Oiartzun. Cuenta con bastante más pegada, por lo que es poco probable que deje pelota servida, y es un zurdo incómodo porque su golpe muchas veces, además de tocado, obliga al desplazamiento a sus rivales.

Trabajadores

El de Bergara también es muy regular y de los que pierde poca pelota. En los dos últimos enfrentamientos a los que tuvo a los navarros de rivales es cierto que sacó trabajo para exportar, pero no perdió la cara al choque aunque fuera sufriendo. También cuenta con dos piernas veloces que son capaces de tapar los huecos tanto en el 'txoko' como en el ancho. Al ser zurdo cerrado, sus rivales le buscarán la derecha en más de una ocasión para tratar de saque su diestra y buscarle las cosquillas, pero no es alguno nuevo para el guipuzcoano que está acostumbrado a desplazarse a la contracancha para devolver la bola.

Elezkano II también tendrá trabajo en los cuadros alegres. Además de quitarle pelotas complicadas a su compañero con el juego de aire, el de Zaratamo será el encargado de finalizar. Porque como han reconocido ellos mismos un partido no se gana defendiendo. El vizcaíno ha sido valiente a lo largo de todo el campeonato y esta vez tampoco se va a arrugar. Lo lleva en su forma de ser. Le gusta ganar. Sabe que está ante una ocasión que no se le puede escapar. Ya ha demostrado que está a la altura de los más grandes y tiene en sus manos enredar como le gusta. Todo, en el frontón Bizkaia que le vio debutar y en el que tendrá el apoyo mayoritario de sus seguidores. ¿Se puede pedir algo más?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos