Artículo

La carrera más importante en la vida de Dovizioso

Andrea Dovizioso se dispone a adelantar a Marc Márquez. /Rafa Marrodán/Photocall 3000
Andrea Dovizioso se dispone a adelantar a Marc Márquez. / Rafa Marrodán/Photocall 3000

Un Mundial son 18 carreras y todavía quedan tres, pero ganar en Japón era crucial para tener la oportunidad de ganar un título en MotoGP

EVA FRÍAS/PHOTOCALL3000Motegi

Es la segunda vez que Andrea Dovizioso bate a Marc Márquez del mismo modo que el español batía a los demás. Ha ganado cinco carreras, ha dado un salto de calidad a nivel mental y hoy se puede decir que la victoria de Dovizioso es la pesadilla de Márquez. Seguramente Dovizioso ha aprendido a ser fuerte como Márquez, además de tener una moto que a día de hoy es la mejor. Y pensábamos que nunca diríamos esto. Dovi, cinco años llevando la Ducati, prácticamente la ha hecho de cero, pero este año con un plus añadido. La llegada de Lorenzo ha hecho que el italiano se sienta principal, consciente de que el malloquín debía aprender todo desde el inicio y toda la técnica va para el italiano. Y eso le ha hecho más importante, crecerse, pero sólo dentro de la pista, no fuera. ¿Quién decía que no era agresivo? Pues hoy se la ha vuelto a jugar hasta el final. Tiene la mentalidad que no ha tenido nunca, y la tiene porque, como dicen los italianos, es el capo del equipo. El año pasado con Iannone no se llevaban nada bien y eso suponía un problema en el box. Hoy hay tranquilidad y Dovi ha comprendido que él es el principal.

La carrera de su vida. Hoy puede soñar con ganar el Mundial, algo que se le escapaba de las manos si no ganaba en Japón. Sí, por mucho que queden tres carreras, es así. Nunca antes ha vivido una carrera tan importante como la de hoy. Y cuando decimos que la Ducati hoy es mejor que la Honda, no es sólo por Dovizioso, sino porque se ve reflejado en los resultados. Dos Ducati en el podio y dos más rondando por el ‘top 10’. En cambio, para encontrar la segunda Honda en la parrilla hay que llegar hasta la décimo quinta posición de Tito Rabat. Una vez más se demuestra que la Honda si no es por Márquez, nada. Tiene a un piloto con todas sus letras pero no una moto. Hoy Marc iba más que al límite.

Este año se está demostrando el gran trabajo que ha hecho Ducati y que las Yamaha no han trabajado bien. Y ya lo decía Valentino en el test e incluso el día de la presentación del equipo en Madrid. Pero al ver las dos victorias de Maverick y su dominio en pretemporada, Yamaha creía que lo tenía todo hecho, pero no. Hoy ha terminado el triángulo al título, hoy ya es sólo cosa de dos. El problema de Viñales es que debe aprender a hacer su carrera en condiciones de mojado. El año pasado con la Suzuki tampoco andaba fuerte en agua. Este año la Yamaha tiene más problemas que el año pasado y el inicio siempre es el inicio, pero hay que esperar siempre a la cuarta carrera para ver que sucede, esto es de cajón. El Mundial ha terminado para Viñales.

Hay que estar muy atentos a lo que viene. Australia y Malasia. Dos circuitos en los que Ducati siempre ha sido fuerte. El año pasado, Dovizioso, sin estar en el estado actual, finalizó cuarto en Phillip Island y ganó en Malasia. Mientras, Marc se fue al suelo en la primera y en Sepang terminó undécimo. Si bien que las condiciones no eran las mismas porque venía de ser campeón en Japón, pero esto demuestra una vez más que la victoria de hoy para Dovi era más que crucial.

Si gana Marc, será el mejor Mundial que haya ganado en su vida, porque el año pasado estaba la diferencia de la batalla de Valentino y Lorenzo. Esta campaña es todavía más difícil. Ahora son 11 puntos, que no es una mala ventaja, pero ganar en Australia y Malasia… tendría que ser el mejor Marc de toda su carrera deportiva.

Fotos

Vídeos