Mundial

Espadas en todo lo alto para Spa

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel./Efe
Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. / Efe

El GP de Bélgica inicia la segunda parte del campeonato, con Hamilton y Vettel peleando por el título

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Los bosques de las Árdenas volverán a retumbar con el sonido de los monoplazas de Fórmula 1 con el regreso del 'gran circo' para la disputa de la segunda parte del campeonato. La cita de Bélgica augura, como cada año, mucha igualdad y emoción, ya que el trazado de Spa Francorchamps no deja indiferente a nadie. La subida del Eau Rouge al Radillion será uno de los puntos clave de la carrera, donde todos los pilotos sentirán el intenso cambio de rasante: sólo los valientes pasarán a tope.

Esta duodécima cita del campeonato vivirá otra pelea entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel por el liderato del Mundial. El de Mercedes y el de Ferrari se fueron de vacaciones con el alemán primero, con un colchón de 14 puntos que le permite afrontar la cita con relativa calma. Saldrá primero de esta carrera siempre que no pierda de vista al británico. Hamilton ha dedicado las vacaciones a descansar y festejar. El relax mental es uno de los elementos clave de los pilotos, dicho por ellos mismos, que además de seguir con su intensa preparación física han aprovechado para tomar perspectiva y desconectar de una intensa primera parte del Mundial.

De esa primera parte acabaron con relativas buenas sensaciones en McLaren. El sexto puesto de Alonso en Hungría, uno de los circuitos donde menos le penalizó su pésimo monoplaza, con vuelta rápida le dejó muy buen sabor de boca antes de irse a descansar. Aunque ha confesado que no ha pensado mucho acerca de su futuro, va a ser uno de los temas candentes del próximo mes. Buena parte de lo que decida dependerá de cómo salga de Bélgica, donde su compañero recién renovado partirá ya con 35 plazas de penalización por estrenar unidad de potencia.

Para Alonso tampoco va a ser una carrera sencilla, ni esta ni la siguiente en Italia, ya que los motores cobran especial protagonismo. «Ahora afrontamos dos fines de semana muy difíciles, aquí en Spa y en Monza. Son los circuitos que requieren la mayor potencia de todo el calendario, seguramente, por lo que sabemos lo difícil que será, tanto para Stoffel como para mí, sumar puntos en estas dos carreras», advirtió el español. Si hay algún circuito donde pueden ocurrir cosas para que dé el salto hacia adelante, ese es Spa. «Aquí en Bélgica dicen que puede haber condiciones variables, así que habrá que intentar aprovechar todas las oportunidades posibles que se presenten. Fue lo mismo el año pasado, cuando salí último. Luego hubo una bandera roja y de repente era cuarto», recordó el asturiano.

Tampoco será un fin de semana sencillo para Carlos Sainz. Como en el caso de McLaren, aunque con menos gravedad, Toro Rosso también sufrirá en los fines de semana de Bélgica y de Italia, debido a esa importancia de la potencia. «Espero problemas en Spa y Monza porque tienen rectas muy largas, en las que simplemente necesitas potencia de motor y todos sabemos que estamos un poco por detrás en eso», admitió el madrileño. A diferencia de los de Woking, en Faenza el problema es económico: «Hemos actualizado el coche, progresamos algo, pero también estamos limitados en ese terreno por el presupuesto. No podemos hacer como los equipos grandes y tener muchas actualizaciones para cada carrera porque tienen tres o cuatro veces más de dinero que nosotros», se lamentó el jefe de la escudería, Franz Tost.

Homenaje a Schumacher

La de este fin de semana será una cita especial en Bélgica. Entre otros muchos eventos paralelos a la carrera, habrá uno que será especialmente emotivo. Mick Schumacher, hijo del mítico heptacampeón, hará una exhibición al volante del Benetton B194 con el que su padre ganó su primer Mundial en 1994. Será una oportunidad de oro para homenajear al piloto más grande de todos los tiempos -en títulos- en el circuito donde, además, logró su primera victoria del campeonato.

Mick, de 18 años, está dando los primeros pasos en el automovilismo profesional. Tras su paso por la F4 alemana se encuentra embarcado en la F3 europea enrolado en uno de los equipos más potentes, Prema, con el que espera aprender todo lo que pueda antes de seguir avanzando. El objetivo no puede ser otro que el de llegar a la Fórmula 1 y, si puede, rozar con los dedos los innumerables éxitos que logró el mítico 'kaiser', hoy postrado en cama debido al accidente de esquí que sufrió en diciembre de 2013.

Fotos

Vídeos