Remo

Urdaibai, rey de reyes

Urdaibai celebra su victoria./MAIKA SALGUERO
Urdaibai celebra su victoria. / MAIKA SALGUERO

Los 'txos' suman su sexta corona de la regularidad tras imponerse en la Bandera El Corte Inglés por delante de Orio

JULEN ENSUNZA PORTUGALETE

Urdaibai domina con mano firme la Eusko Label Liga. Es su hábitat natural y se siente cómodo. Y es que, tras el acto de investidura de ayer en aguas de Portugalete, La ‘Bou Bizkaia’ se ha coronado como rey de la regularidad nada menos que en seis de las quince ediciones de la máxima competición traineril disputadas hasta el momento. Kaiku y Hondarribia con tres títulos cada uno, Astillero con dos y Castro con uno son las otras dinastías que han intentado hacerle sombra en varias etapas, pero la entidad bermeotarra tarde o temprano recobra el cetro.

Vicente Carpintero y Eneko Bilbao, patrones de la ‘Bou Bizkaia’, se enfundaron el maillot de líder el primer día de competición en Bilbao -1 de julio- y nadie ha logrado arrebatárselo en todo el verano. Eso da muestras de la fiabilidad de los ‘txos’. La tripulación que dirige Joseba Férnandez no ha bajado del tercer puesto en ninguna de las 18 jornadas, independientemente de los cambios que introducidos por el técnico pasaitarra de una jornada a otra. El fondo de armario y su tenacidad para hacer frente a los momentos más críticos de regata han sido claves.

Con todo, Hondarribia, tras imponerse la víspera en Bermeo, había logrado llegar con opciones de corona a la Bandera El Corte Inglés -dos puntos de desventaja- y la tensión se cortaba desde primera hora de la mañana entre los representantes de ambos equipos. Todos eran conscientes que el sorteo previo de calles podía decantar la balanza hacia uno u otro lado teniendo en cuenta las condiciones de la ría -marea subiendo y fuertes corrientes-. Y así fue. La baliza uno, la que nadie quería, fue a parar a los fronterizos, mientras que a Urdaibai, que la jornada anterior le tocó la china en casa, acabó sonriente en la tres. De salida, el factor psicológico estaba de su lado.

Y más aún al comprobar las penurías que padeció Tirán en la tanda inaugural por la boya más cercana a la margen inquierda. Conscientes de que la cosa no pintaba nada bien para sus itereses, el técnico hondarribitarra, Mikel Orbañanos, decidió tirar por la tremenda. Ordenó a su patrón, Joseba Amunarriz, enfilar hacia Las Arenas todo lo que los tres rivales que llevaba a estribor -Kaiku, Urdaibai y Orio-, se lo permitiesen. Había que idear soluciones de urgencia. Pero ni por esas.

Más información

Los fronterizos chocaron con la corriente y volvieron al planteamiento original, el más lógico, mantener su calle y sufrir. Entre tanto, Orio y Urdaibai, acolchados a la margen derecha comenzaban a poner tierra de por medio, sobre todo los ‘aguiluchos’ que realizaron la maniobra inaugural con cinco segundos de renta sobre la embarcación vizcaína. A la vuelta sin embargo, los bermeotarras, favorecidos por el empuje de la corriente, comenzaron a reducir diferencias hasta situarse a la par de Orio, al que el juez de mar ordenó ir a babor para evitar un choque de palas.

A mitad de regata ambos marcaban idéntico registró y estaba claro que si los hombres de Jon Salsamendi no abrían hueco en el tercer sector en el último los ‘txos’ tenían las de ganar. Y así fue. Los amarillos encararon la recta final con una mínima renta que los azules recortaron nada más salir de la maniobra y, a partir de ahí los patroneados por Eneko Bilbao se gustaron. Palada a palada comenzaron a mostrar la popa a los oriotarras y su patrón comenzó a dar saltos de alegría antes de cruzar la meta. El título estaba en el bolsillo. En la tanda inaugura el triunfo parcial fue para Zierbena.

Fotos

Vídeos