TRIATHLON DE VITORIA

La invasión de algas obliga a cambiar la prueba de natación

Algas retiradas a la orilla del pantano de Ullíbarri-Gamboa. /Blanca Castillo
Algas retiradas a la orilla del pantano de Ullíbarri-Gamboa. / Blanca Castillo

La organización diseña un trazado en forma de ‘L’ sobre las aguas del embalse de Ullíbarri Gamboa y mantiene las distancias en ‘full’ y ‘half’

OLGA JIMÉNEZ

El Triathlon Vitoria se ha visto afectado por una plaga de algas que ha inundado el embalse de Ullíbarri-Gamboa debido a las altas temperaturas del mes de junio. Después de las labores de limpieza realizadas durante los últimos días, donde se han llegado a eliminar 2.000 kilos por día, la empresa contratada por la organización ha habilitado la zona en perfectas condiciones para desarrollar el sector a nado de la prueba, aunque, eso sí, dentro de un pasillo de varios metros de ancho por donde nadarán los participantes.

«El inicio de la natación se ha tenido que readaptar un poco para que pase por la zona que se ha limpiado de algas. El año pasado se realizó un circuito triangular y en esta edición hemos tenido que modificarlo a un trazado en forma de ‘L’, como hicimos en el campeonato del Mundo de 2012. Estas modificaciones se hacen por prevención. Por nuestra parte, la prueba está absolutamente controlada. Se ha habilitado un pasillo que se ha liberado de algas y por el que nadarán los participantes, acompañados de las zodiac y de todas las medidas de seguridad oportunas. Pero sí, se ha hecho un paso que la empresa que contratamos se encargó de limpiar de algas, y que es la zona por donde discurre la natación», confirmó ayer la organización a EL CORREO.

Ese circuito en forma de ‘L’ no variará las distancias, de manera que se mantendrán los 3.800 metros en la distancia ‘full’ y los 1.900 en ‘half’. En el caso de la media, los triatletas comenzarán a nadar a las 8:30 horas, mientras que en la larga distancia empezarán veinte minutos más tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos