GOLF

A Jon Rahm le toca remar en Lake Forest

Rahm sigue con la mirada su golpe de salida en el hoyo 7, en el que firmaría el primero de sus cuatro birdies del día en Lake Forest. / AFP
Rahm sigue con la mirada su golpe de salida en el hoyo 7, en el que firmaría el primero de sus cuatro birdies del día en Lake Forest. / AFP

El -2 le sabe a poco al poder haber poblado su tarjeta de birdies después de llevar la bola de tee a green sin problemas

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Si de una tarde de toros se tratara el resumen sería que Jon Rahm no estuvo acertado con la espada. Nada que reprocharle a su buen toreo, a faenas aliñadas, efectivas, cumpliendo con el guión previsto y las expectativas planteadas. Pero la guinda no acabó de embellecer el pastel. Transitó sin incidencias de tee a green, pero fue un día en el que el putter no funcionó como en su mente había programado. Un -2 en su tarjeta que le sabe a poco y le obliga a remar en Lake Forest para intentar mantener el quinto puesto en la general del Circuito Americano antes de la gran final de Atlanta la próxima semana. La proyección, cerrada la primera jornada del BMW Championship, le alerta de que le ha superado Marc Leishman, el héroe del jueves en Illinois. Inalcanzables en la FedEx Cup, pase lo que pase, Spieth, Thomas y Johnson, las cuentas son sencillas para el de Barrika. O adelanta a Matsuyama en los tres días restantes (ayer +1) o reacciona y espera además que el australiano ceda en el liderato para normalizar su balance.

Una jornada de contrastes en la que el vizcaíno intuyó a las primeras de cambio que los birdies se le podían resistir. Tras una gran recuperación de búnquer en el 1, la bola se queda casi suspendida en el aire sin querer ser abducida por el hoyo. En su segundo intento la dejó a cinco centímetros. Otro gran approach se quedó sin un botín más allá de llegar a poder litigar por anotarse el primer círculo rojo en la tarjeta y en la cuarta bandera no atinó con un putt de dos metros. Resoplaba al recuperar la bola del interior de la cazoleta a la espera de que el campo le diera cuartelillo como a varios de sus predecesores en el recorrido. Sabía, por ejemplo, que Bradley había partido con tres birdies seguidos, que Leishman venía en modo fuera borda con seis en el tramo hasta el 9 o que Spieth se embolsaba cuatro en la misma distancia. También intuía que otros favoritos pagaban algún tipo de peaje, como Dustin Johnson con un accidente prolongado entre los hoyos 4 al 6 que le costaron cuatro golpes.

CLASIFICACIÓN
BMW Championship
1
Marc Leishman (AUS) (62) -9
2
Jason Day (AUS) -7
- Charley Hoffman (EEUU) -7
- Jamie Lovemark (EEUU) -7
5
Keegan Bradley (EEUU) -6
- Jordan Spieth (EEUU) -6
- Tony Finau (EEUU) -6
- Rickie Fowler (EEUU) -6
- Rafa Cabrera-Bello (ESP)-6
24
Sergio García (ESP)-3
35
Jon Rahm (ESP)-2

Si algo es innato a Rahm es que nunca lo deja de intentar. Superó el revés del primer bogey, tras no atinar desde un metro, para reivindicarse con tres birdies seguidos que amagaban con ponerle en órbita. En el 'back nine' volvió a medir en centímetros la distancia que le separó de nuevas restas en su cuenta. Alcanzó el tope de -3 en el 14 y cedió un golpe al campo en el 16. Se despidió con buen sabor de boca al defender el par en el 18 tras dropar por enviar la bola a un arroyo. En su partido asistió a un momento estelar de Rickie Fowler, que aparcó la discreción para ensartar seis birdies seguidos, del 12 al 17.

Leishman cerró el día en plena inspiración (diez birdies y un bogey) como líder y posible cuarto clasificado en la FedEx Cup, si aguanta el tirón. Rafa Cabrera-Bello comparte la quinta plaza con -6 en busca de colarse entre los 30 jugadores que llegarán a la final de la PGA y Sergio García presentó un -3.

Fotos

Vídeos