Rahm se pone al día en el Mundial de México

Rahm atiende a los aficionados más jóvenes en Chapultepec, Ciudad de México./PGA
Rahm atiende a los aficionados más jóvenes en Chapultepec, Ciudad de México. / PGA

El vizcaíno vuelve a la actividad tras dos semanas de descanso activo en un campo en el que en 2017 llegó a ser líder en la última jornada

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Vuelve Jon Rahm a la competición. Dos semanas de parón tras cuatro seguidas encadenando torneos. Necesitaba parar, recargar baterías y ponerse en marcha aspirando a cada torneo, pero con un objetivo entre ceja y ceja a un mes vista. The Masters ya funciona como su motivación, aunque no le costará evadirse en los dos o tres torneos que juegue antes. El primero, hoy, en Ciudad de México. El organigrama del golf profesional cuenta con cuatro perlas en forma de Majors (Augusta, The Open, US Open y PGA), un quinto Grande oficioso (The Players) y otro póquer de citas señaladas con la cabecera de Golf World Championship, cuatro mangas Mundiales (Shanghai, México, Match Play y Bridgestone Invitational) y luego llega el grueso de eventos del PGA Tour. Está fórmula nació en 1999 y desde 2009 cuenta con formato de cuarteto.

Ningún jugador español ha ganado nunca una manga de este apartado del calendario. Sergio García, que está presente en México, ha disputado 54 citas con 16 clasificaciones en el Top-10. El récord lo ostenta, cómo no, Tiger Woods, con 18 triunfos, 13 más que Dustin Johnson. Éste es el único que desde que ingresó Shanghai en la nómina ha sido capaz de firmar un Grand Slam al vencer en China (2014), México (2015 y 17), Dell Match Play (2017) y Bridgestone (2016).

El mejor partido posible

Partido estelar. Sin discusión. Los organizadores del México Championship no se han andado con remilgos. Han concentrado toda la artillería en una terna imposible de superar en la inscripción de 65 golfistas. Los tres mejores jugadores del mundo según el ranking planetario jugando codo con codo: Dustin Johnson, Jon Rahm y Justin Thomas. Suya será la máxima atención televisiva y popular, con presencia española en el partido precedente (Cabrera-Bello, Kuchar, Pat Pérez) y en el posterior (Sergio García, Noren y Fleetwood). El cuarto jugador nacional en discordia es Jorge Campillo. El cacereño se estrena en un Mundial y aspira a seguir creciendo para entrar en el Top-100 mundial.

Rahm arrancará hoy desde el hoyo 10 a las 18.50 (hora española) y mañana comenzará desde el tee del 1 a las 19.51.

Para Jon Rahm, el campo mexicano -cuya construcción frenó en seco la Revolución- le procura un excelente recuerdo. El pasado año, vitaminada su imagen con la victoria en el Farmers, se personó en Chapultepec con ganas de mambo. No se achantó con los mandoblazos de Dustin Johnson y le borró temporalmente la sonrisa al que ya era número uno del mundo con un eagle y dos birdies dominicales que le valieron un liderato temporal. Pero no fue suficiente porque dos bogeys en las últimas tres banderas le relegaron a una tercera plaza compartida tras ‘DJ’ y Fleetwood. Fue un espaldarazo a su reconocimiento, que continuó con el mano a mano final con Johnson en la siguiente manga mundialista en formato Match Play (uno contra uno).

Envuelto en un programa de descanso activo y nueva filosofía en la planificación de la preparación física, el de Barrika se enfrenta, como el resto, a las consecuencias de jugar a unos 2.400 metros de altitud sobre el nivel del mar, en condiciones casi idénticas al Country Club de Bogotá, considerado el Everest del golf de pago. La reacción de la bola es perfectamente recogida en los parámetros leídos por los TrackMan que usan los golfistas para establecer mediciones de potencia, velocidades, distancia o ángulos en el golpeo. Se da por hecho que con el driver o las maderas se consigue en estas circunstancias que la bola vuele entre un 10 y un 15 por ciento más. Así, la organización sabe que pueden darse situaciones de pares 4 cortos en los que el recorrido tee a green se limite al golpe de salida. Como ejemplo, los rectores de la instalación mexicana han prohibido estos días el uso de maderas desde la parte izquierda del campo de prácticas porque podrían llover bolas por encima de la valla.

Un dato extra. La última vez que Rahm enlazó tres torneos sin un Top-10 (como es el caso tras su triunfo en Palm Springs), ganó a la cuarta. Fue en Dubái.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos