Jon Rahm inicia el asalto a la segunda plaza mundial

Jon Rahm inicia su andadura por la costa oeste. /Efe
Jon Rahm inicia su andadura por la costa oeste. / Efe

Las apuestas y los especialistas le dan como gran favorito en el CareerBuilder con el que hoy arranca una gira de cuatro torneos seguidos

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

La puesta a punto demostró que la maquinaria sigue sonando fina. El segundo puesto en la reunión de campeones de Hawai demuestra que Jon Rahm comienza la temporada al nivel que dejó la pasada. Desde hoy se ha marcado un test mucho más severo con el que se mete ya de lleno en el calendario de 2018. En compañía de Bubba Watson (ganador del Masters en 2012) y dos jugadores amateur –otra de las peculiaridades de la cita es que cada partido profesional incluirá otro de dos jugadores aficionados– lidiará desde hoy con los tres campos que se alternan en el CareerBuilder Challenge, el primero de los cuatro torneos consecutivos que disputará en la costa oeste de Estados Unidos. Una gira que se conoce como 'West Coast Swing' en la que el de Barrika no pasa desapercibido.

De hecho, las apuestas y los especialistas le dan como gran favorito al triunfo en esta cita californiana heredera del Bob Hope Classic, un torneo atípico por concepto y desarrollo. Desde que arrancó en 1960 ha pasado por 13 campos distintos. En la actualidad sus tres primeras jornadas se desarrollan en tres recorridos (Stadium, Nicklaus y La Quinta) que los jugadores irán visitando día a día.

Será el sábado cuando se produzca el corte y los 70 mejores diriman el título repitiendo el paso por el par 72 del Stadium Course, campo otrora maldito y considerado en 2007 como el cuarto más duro de Estados Unidos. Tanto que como recoge Ten-Golf parafraseando a Jim Murray, redactor de Los Ángeles Times, «para jugarlo necesitas un camello, una canoa, un sacerdote y un torniquete». Son legendarios sus dos últimas banderas, Alcatraz (17) con el green convertido en un islote perfilado por rocas –Trevino le hizo en su día un aclamado hoyo en uno–, y Coliseum (18), con otra laberíntica y accidentada llegada a la alfombra verde.

Al ritmo de los clásicos 'Huey Lewis and the News' y 'Goo Goo Dolls', que protagonizarán sendos conciertos a pie de green cuando concluyan las jornadas de viernes y sábado, Jon Rahm también mostrará su repertorio con la recompensa añadida de poder llevarle al segundo puesto del ranking mundial.

Para ello le bastará con concluir el domingo en La Quinta al menos en el sexto puesto en solitario o compartido con uno o dos jugadores más. En ese caso superaría a Jordan Spieth y se colocaría tras la estela de Dustin Johnson en pos del cetro planetario.

Los principales rivales

Como principales adversarios, el vizcaíno se las verá, además de con su compañero de tres primeras jornadas, Bubba Watson, con el zurdo Harman, tras su destacado paso por los torneos de Hawai; Kizzie, que ya ha cazado dos eventos PGA este curso; y los clásicos como Phil Mickelson –embajador del torneo–, Reed, Haas, Weber o Zach Johnson.

Este torneo nació con un marcado espíritu altruista y desde 1960 ha repartido 58 millones de dólares entre el Eisenhower Medical Center y proyectos caritativos en el valle de Coachella. El pasado año, Jon Rahm lo jugó y no pudo pasar del puesto 34 compartido. Hoy está citado en el tee del 1 del campo La Quinta a las 17.40 (hora española); mañana comenzará desde el 10 en el Nicklaus a las 19.20 y el sábado se pondrá en marcha desde el 1 en el Stadium Course a las 18.50.

Rahm enlazará sin descanso este CareerBuilder con el Farmers Insurance, que ganó el pasado año en San Diego; el Phoenix Open, que se disputa junto a su casa de Scottsdale, y el AT&T de Pebble Beach.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos