QUINTO EN EL BMW

Jon Rahm le debe una a Justin Rose

Jon Rahm le pega desde el centro de calle en el hoyo 5 durante la jornada de ayer. : / EFE

El de Barrika llegará a la final del Circuito Americano dependiendo de sí mismo para ganarlo

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Dramático desenlace en Lake Forest donde el planeta golf se detuvo y Jon Rahm trataba de contener la respiración a la espera de saber si llegará a la final del Circuito Americano dependiendo de sí mismo para ganarlo. Hubo fumata blanca, pero se sufrió hasta el penúltimo golpe de Rickie Fowler, único rival que podía arrebatarle tan histórica oportunidad. El de Barrika había hecho los deberes en una jornada de nuevo brillante en el juego largo y algo menos estable en las visitas a los greens. Pero su txanpa final fue un órdago constante y la saldó con cuatro birdies en los últimos cinco hoyos. Él había cumplido, había dado todo lo que tenía y sólo necesitaba una ayuda de Jason Day o Justin Rose para evitar que Fowler acabara segundo en solitario, toda vez que Leishman había metido la directa y dedicó el ‘back nine’ a autocomplacerse por su bestial juego (-23).

Rose llevaba un golpe de ventaja a Fowler y le precedía en el recorrido. En el 17, un par 3 asequible, pegó mal de salida y la bola acabó en la ladera de green, en medio de la espesura del rough. Lo palió con un buen approach y lo que parecía un putt de birdie fue una señora corbata de 360 grados anotada como bogey. Fowler tenía dos banderas para adelantarle y acabar quinto en la FedEx Cup antes de su reseteo para la gran final. Los pares cayeron de ambos lados y el de Murrieta se enfrentó al 18 con la decisión del todo o nada. Si hacía un birdie se llevaba la recompensa que de momentos sostenía en su libreta Rahm. Un par 5 al que los jugadores han hecho estragos durante la semana en Illinois.

Drive al centro de calle. Y la duda. Si tiraba de hierro o madera menor podía quedarse corto y comprometerse con el arroyo previo al green. Repitió driver y su apuesta ambiciosa tuvo premio. Llegó al rough que encinta el tapete y tenía dos golpes para embocar. Hasta dejó escapar una sonrisa de reconocimiento de su buena estrella camino de la bola. Lo tenía hecho. Casi. El golf no es una ciencia exacta. Que se lo pregunten al de Barrika con la bolsa de bolas que no consiguió embocar desde el jueves cuando las daba por abducidas por el hoyo. Un chip con tacto y un putt de dos metros. Esa era la consigna para el norteamericano. Pero pifió el approach y se dejó un compromiso tremendo con el putter que también erró. La presión a la que le sometió Rose durante toda la jornada hizo efecto y jugó a favor de los intereses de Jon Rahm.

El vizcaíno le debe una al inglés de pasaporte, nacido en Sudáfrica, y seguro que gustoso saldará la simbólica deuda cuando llegue el momento. Había quedado en segundo plano los esfuerzos que hizo durante el domingo para no descolgarse tras un inicio de recorrido marcado por el compás de los pares. En la primera parte del recorrido no falló ni una calle, ni un green, pero no cobró un birdie hasta el hoyo 8. En la continuación visitó varios arenales y algún que otro rough, pero de la adversidad sacó su mejor balance. Un solitario bogey en el 10 (tripateo) y un final de fiesta apoteósico, con cuatro birdies en las cinco últimas banderas (sólo se le resistió la 17).

Los nervios a la espera de lo que era capaz Fowler merecieron la pena. En su primer año de profesional no sólo se ha colado entre los 30 mejores jugadores de la FedEx Cup que litigarán por el título esta semana en Atlanta, sino que accede a la final en el quinteto de cabeza que goza de una ventaja enorme ya que cualquier de sus integrantes será campeón del Circuito Americano si gana. El vencedor en East Lake se embolsará 2.000 puntos y el segundo 1.200. Rahm parte con 1.280 por lo que si gana legará a los 3.280 y ni el líder Spieth le alcanzaría quedando segundo (3.200). En la cita ha entrado Sergio García (25º) tras una genialidad en el 18, con un alivio que le llevó a pegar a la bola desde el arroyo para evitar el drop de penalización.

Fotos

Vídeos