Golf

Rahm confirma su candidatura

Notable Rahm en su juego largo, con diez calles y cuatro greens conquistados en la jornada final de la segunda cita de los play-off del Circuito Americano.
Notable Rahm en su juego largo, con diez calles y cuatro greens conquistados en la jornada final de la segunda cita de los play-off del Circuito Americano. / AFP

Cierra con la cuarta plaza el segundo play-off del Circuito Americano y se aferra a un Top5 que le anima a seguir soñando

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Tiene madera, valga el juego de palabras. En las distancias largas, con el driver y derivados y los hierros elegidos, tuvo Jon Rahm ayer el refrendo a su gran paso por los play-off del Circuito Americano. Diez calles y cuatro greens conquistados quizá se saldaran con un escaso botín (-3 en el día) para lo mucho que arriesgó el de Barrika. Deja el condado de Norton con la seguridad de estar entre los elegidos, con una combinación de resultados en las dos primeras cribas de la FedEx Cup (tercero y cuarto) sólo mejorada por los depredadores que están llegando al sprint final con los pulmones más llenos: Spieth, segundo en el The Northern Trust y el Dell Technologies, y un Justin Thomas al que hablar de estado de gracia se queda corto. Había sido octavo en Nueva York y ayer cerca de Boston impuso sus virtudes y la inseparable fortuna que le acompaña en los momentos clave para poner patas arriba el certamen. Con el de Kentucky no se puede hablar de sorpresas. Es su quinta muesca en la culata este curso, incluyendo el Major PGA.

Justin Thomas se adjudicó en Boston su quinto torneo del año. / AFP

El simple hecho de codearse, de intentar estirar la goma ante tal competencia nutre la figura de un Jon Rahm que dejó uno de los tres mejores golpes del torneo, a excepción de la miniplaga de hoyos en uno de las vísperas. Estaba excitado, optimista y ambicioso. Había anotado su primer birdie en el 2 y dos banderas después se las ingenió para plasmar en el lienzo una de sus obras memorables. Fue un itinerario mareante, como de barraca mal ajustada. De salida al búnquer y desde la arena se dejó atrás el green para caer a un plano inferior. En otros casos hubiera podido el instinto de conservación. Él no es así. Menos aún sabiendo que los líderes habían arrancado dejando rueda. Apuntó al trapo y con un chip prodigioso embocó desde el piso de abajo. Y le volvió a levantar un golpe al TPC Boston en el 5.

Pese a todo, aquel -12 provisional no lucía como merecía. Imposible hacerlo ante una rivalidad tan atroz. Átense los machos. Spieth se puso en marcha con una secuencia de birdie-eagle-birdie-birdie. Thomas anotaba dos birdies y un eagle en los ocho primeros hoyos y Leishman se iba a los seis birdies en el tramo de ida. Quedaba claro que pensar en ganar era una quimera ya que obligaba a una precisión ajena a este mundo. No bajó Rahm el pistón de la insistencia, de su siempre exigente carácter. Pero no había manera de restar más. Al contrario. Calcó la estadística dominical con bogies en el 12 y 14 y con su balance en -10 se metía en una zona de la clasificación con un atasco tremendo.

Clasificaciones Dell Technologies Championship

1.
Justin Thomas (EEUU)-17
2.
Jordan Spieth (EEUU)-14
3.
Marc Leishman (AUS)-13
4.
Jon Rahm (ESP)-12
.-
Paul Casey (ING)-12
6.
Kevin Na (EEUU)-11
.-
Patrick Reed (EEUU)-11
.-
Pat Pérez (EEUU)-11
.-
Phil Mickelson (EEUU)-11
10.
Bill Haas (EEUU)-10
.-
Justin Rose (ING)-10
18.
Rafa Cabrera-Bello (ESP)-7
35.
Sergio García (ESP)-2

Así va la FedEx Cup

1.
Jordan Spieth
2.
Justin Thomas-27
3.
Dustin Johnson-421
4.
Hideki Matsuyama-2.050
5.
Jon Rahm-2.177

Superó el trance y se preparó para mejorar la nota en la trilogía final, con precedentes favorables a su causa (cuatro golpes arrancados entre las jornadas anteriores). Rozó el pleno. Salida bestial en el 16 rematada con un putt de menos de tres metros y encuentro con el green en el par 5 del 18 al que casi clava su segundo eagle y del que se despidió pintándole de rojo en todas las vueltas. Pudo ser una tacada de tres si una genialidad con el putter en el 17 no desafía la física al rodar por encima del perfil de la cazoleta.

Está en la onda, mantiene la quinta plaza en la FedEx Cup y puede seguir soñando, creyendo, en ganar el Circuito Americano.

En dos semanas la tercera criba en Chicago

Unos días de asueto y a la pelea en este excitante final de temporada americana. El tercer play-off, al que sólo accederán los 70 mejores clasificados actuales de la FedEx Cup (entre ellos también Sergio García y Rafa Cabrera-Bello) llevará la ambición de Jon Rahm a 50 kilómetros al norte de Chicago. Le reclama el BMW Championship (14 al 17 de septiembre) en el Conway Farms de Lake Forest. La regularidad en estas series por el título es su mejor salvoconducto. Su misión, ganar, sin duda. Pero latente se percibe ese interés máximo por mantenerse en el Top5 que permitirá a cada integrante llegar a la gran final, el Tour Championship de Atlanta (East Lake), dependiendo de sí mismo.

Fotos

Vídeos