Golf

Rahm hace buenos los pronósticos

Rahm tuvo motivos para sonreír ayer en California. / AFP

Arranca en La Quinta como líder provisional con una tarjeta de 10 bajo el par, sin bogeys, y una tremenda solvencia en los cuatro pares 5

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Las apuestas, los especialistas y su pálpito convertían a la de Jon Rahm en una de las bolsas a seguir en el CareerBuilder que abre la veda del 'West Coast Swing', el periplo del calendario PGA por la costa oeste que es en estas fechas la que garantiza un tiempo amable para la práctica del golf. Con opciones de dejar La Quinta como segundo clasificado en el ranking mundial y con la confianza adquirida en su puesta en marcha en el torneo de campeones de Hawai, el vizcaíno se puso manos a la obra en el evento californiano con decisión. De momento, las referencias son relativas, dado que el juego se ralentiza al compartirlo con Bubba Watson y dos jugadores aficionados y los 155 golfistas se reparten de jueves a sábado en tres campos que van alternando cada jornada.

El 'front nine' del de Barrika fue de ensueño. Comenzó con una visita a una trampa de arena de la que salió con una recuperación para enmarcar que prologó su primer birdie, al que siguió el segundo en el 2, ya con una secuencia más ortodoxa, cogiendo calle y green en tiempo y forma. Dos pares para tomar impulso y la conquista de la bandera del 5 a lo grande. Con el segundo golpe se personó ya no en el tapete, sino ante la ventanilla para facturar el eagle. -4 en cinco hoyos. Desde luego, si hay comienzos soñados podrían parecerse al que había tintado de rojo su tarjeta.

No se tomó respiro alguno Rahm. Se reconocía en estado de gracia, 'on fire' y esos momentos hay que exprimirlos. Así que dos birdies más, en otro par 5, el del 6, y en el par 3 que le seguía. Juego largo o corto, daba igual. Medía las distancias y con el putter en la mano se mostraba eficaz. La banca se resentía con el ritmo de facturación de Rahm. Ya le había levantado seis golpes al recorrido en siete hoyos. No era desconfianza, pero aquello tenía que cambiar. Aunque no lo hizo a mal. Simplemente se estabilizó su juego con tres banderas saldadas al par.

Llegaba el tramo de regreso, un 'back nine' con otros dos pares 5 en los que tenía muy claro que podía cimentar su liderato. Birdies al 11 y el 13 para completar una secuencia en esos pares de un eagle y el resto birdies, una barbaridad. Siguió adelgazando su cuenta pese a irse cuatro veces al rough y dos a la arena. Más birdies en el 14 y en el remate del 18. -10 para una jornada idílica que le colocaba como líder provisional sin que a la hora de redactarse esta información hubiera concluido la jornada. Su amenaza más seria era Austin Cook, ganador este curso del RSM Classic, que estaba a un golpe a falta de los tres hoyos finales en el Nicklaus Tournament, que será el recorrido que dispute este viernes Jon Rahm desde las las 19.20 (hora española).

La tarjeta de rahm. 1ª jornada. La Quinta

(Hoyo. Par. Secuencia
Resultado)
1. 4 Búnquer-Green
Birdie -1
2. 4 Calle-Green
Birdie -2
3. 3 Green-Green
Par -2
4. 4 Calle-Green-Green
Par -2
5. 5 Calle-Green
Eagle -4
6. 5 Calle-Green-Green
Birdie -5
7. 3 Green
Birdie -6
8. 4 Calle-Green-Green
Par -6
9. 4 Calle-Green-Green
Par -6
10. 4 Rough-Green-Green
Par -6
11. 5 Calle-Rough-Green
Birdie -7
12. 3 Rough-Green
Par -7
13. 5 Calle-Rough-Green
Birdie -8
14. 4 Calle-Green
Birdie -9
15. 3 Búnquer-Green
Par -9
16. 4 Calle-Búnquer-Green
Par -9
17. 4 Calle-Green-Green
Par -9
18. 4 Calle-Green
Birdie -10

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos