Golf

Jon Rahm, segundo del mundo a lo grande

Jon Rahm./AFP
Jon Rahm. / AFP

Se adjudica la victoria en el CareerBuilder en el cuarto hoyo de desempate contra Landry e iguala la mejor clasificación histórica lograda por José María Olazabal y Sergio García

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Ya lo tiene. Jon Rahm se iba de vacaciones como cuarto del mundo, con la sensación de haber picado las nubes más alto casi de lo reverente y en dos citas disputadas ya sólo le precede Dustin Johnson. Hacía en diciembre junto a su familia propósitos para intentar emular un año para muchos irrepetible. Volvía al currelo en Hawái, en vez de con tartera y casco rodeado de campeones del PGA. Y salvo el entonces intocable macho alfa de la manada, el 'number one', el resto claudicó ante el vizcaíno. Segundo en Maui, que le valía ascender al tercer puesto en el ranking mundial. Otra barbaridad. ¿Pero, quién le pone freno a su ambición? ¿Y a su talento para llevar la bola de tee a la cazoleta con el menor número posible de golpes? Nadie según se comprobó ayer en La Quinta en un desenlace infartante.

Era su segundo capítulo al más puro aroma California Style. El CareerBuilder en el que el año pasado presentaba una tarjeta global de -9 y esta vez sólo el jueves ya la ampliaba a -10. Un concurso brillante, en el que ha ido imponiéndose a campos de diverso pelaje hasta jugarse los cuartos, el prestigio y el número 2 mundial en un Stadium Course que hasta hace una década era como mentar a la bicha. Para acceder al penúltimo peldaño posible en el golf de pago, en el que iguala los topes alcanzados en su día por José María Olazabal y Sergio García, tenía que rivalizar con sus oponentes en el considerado unos de los cuatro campos más complejos de Estados Unidos.

El caddie Adam Hayes y Jon Rahm forman un tándem eficaz.
El caddie Adam Hayes y Jon Rahm forman un tándem eficaz. / EFE

No había mejor escenario para un desenlace como el vivido, demasiado agónico, dicho sea de paso. Presentó en tiempo y forma la única tarjeta del día libre de bogeys, rozando incluso algún momento sublime, como el hierrazo con el que en el 13 la bola rodó a dos palmos de hacer hoyo en uno. Antes, había firmado su tercer birdie en el 10 con el putt más largo del día en su cuenta, desde unos seis metros. A diferencia del resto de jornadas, incluida la víspera en la que facturó todos en el mismo campo, los pares 5 dejaron de ser su nutriente, pero reactivó su tino con el putter en los pares 3. Se puso líder en la tabla con el doble acierto en el 13 y 14 y cuando llegó a entregar la tarjeta tenía muchas opciones de no volver al prado.

Kokrak, que llegaba como un obús en estado de gracia engarzando birdies se iba al agua en el 17. Uno menos. La criba le dejó solo con la compañía de Landry, al que pudo haber finiquitado con dos oportunidades idóneas en el 16 con un putt de dos metros y en el 18 cuando la bola se le fue dos dedos por la derecha. Pero le tocaba esperar acontecimientos en el campo de prácticas.

Play-off interminable

El norteamericano llegaba al 18 con el 'all in' marcado entre ceja y ceja. Y no falló. Embocó para birdie y llevó la final a un play-off en el que ambos desperdiciaron balas. La primera fue para el de Barrika. Putt de cuatro metros para ganar. No entra. Repiten visita al 18 como segundo match ball y es Landry el que se topa con la bola de su vida tras tener toda la suerte del mundo en su salida, que se iba al agua antes de botar contra las leyes físicas y regresar al verde. Dos metros y medio y un millón de dólares al bolsillo. El vértigo le encogió los brazos. Tercer hoyo de desempate, esta vez el 10 que daba gran pálpito al vizcaíno, ya que le había sometido en sus dos presencias anteriores. Tampoco. Y a la cuarta fue la vencida, otra vez en el 18. Era el último intento porque la falta de luz llevaba el play-off al lunes de no darse en ese instante un ganador. Marcaje. Rahm la pegaba primero. Ambos al rough. Los dos con bolas siamesas para birdie. El vizcaíno la clavó y el trofeo, el segundo puesto en el ranking mundial y también en la FedEx Cup premiaron su gran semana en California. «Estoy muy orgulloso, no he jugado a mi mejor nivel pero me he agarrado al partido», comentó nada más saberse ganador.

4ª jornada. Stadium Course

Hoyo. Par. Secuencia
Resultado
1. 4 Rough-Green-Green
Par -17
2. 4 Calle-Rough-Green
Par -17
3. 4 Calle-Calle-Green
Par -17
4. 3 Green
Birdie -18
5. 5 Calle-Calle-Fringe-Green
Par -18
6. 3 Rough-green
Par -18
7. 4 Calle-Green
Birdie -19
8. 5 Calle-Rough-2 Green
Par -19
9. 4 Búnquer-Rough-Green
Par -19
10. 4 Rough-Green
Birdie -20
11. 5 Calle-Rough-2 Green
Par -20
12. 4 Calle-Calle-Green
Par -20
13. 3 Green
Birdie -21
14. 4 Calle-Green
Birdie -22
15. 4 Calle-Green-Green
Par -22
16. 5 Calle-Calle-Green-Green
Par -22
17. 3 Green-Green
Par -22
18. 4 Calle-Green-Green
Par -22
18. 4 Calle-Green-Green
Par -22
18. 4 Calle-Green-Green
Par -22
18. 4 Calle-Green-Green
Par -22
18. Rough-Green
Birdie -23

Clasificación final Career Builder

1. Jon Rahm (ESP)
-23
2. Andrew Landry (EEUU)
-22
3. John Hugh (EEUU)
-20
.- Adam Hadwin (CAN)
-20
.- Martin Piller (EEUU)
-20

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos