GOLF

«No hay nadie que le esté pegando tanto como Rahm»

Repaso general. Durante dos días, Celles y Rahm han trabajado todos los aspectos del juego del de Barrika y el resultado ha sido altamente satisfactorio./E. C.
Repaso general. Durante dos días, Celles y Rahm han trabajado todos los aspectos del juego del de Barrika y el resultado ha sido altamente satisfactorio. / E. C.

Edu Celles se encuentra con la mejor versión del golfista de Barrika en Sotogrande y Valderrama, donde han pulido el repertorio del Open Británico

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Jon Rahm llegó ayer a Inglaterra y hoy tendrá su primera toma de contacto con el Royal Birkdale, donde desde el jueves se disputará la 146 edición del Open Británico, el tercer grande de la temporada. Su reciente triunfo en el Irish Open no ha pasado desapercibido. Ni por la importancia del evento de las Rolex Series, ni por la contundencia con que su ya histórico -24 y seis golpes de ventaja perdurarán en los anales del European Tour. Con una popularidad in crescendo al ritmo proporcional de su escalada a los puestos estelares de los ránkings continental y mundial, su entorno tiene que comenzar a limitar los efectos colaterales que supondría su estancia en determinadas latitudes. Por ejemplo, en casa. Así, con el trofeo de cristal bajo el brazo, viajó de Londonderry a tierras andaluzas para preparar con la mayor tranquilidad posible el tercer grande de la temporada. Para él, el major con mayúsculas.

EL DATO -24

Es la tarjeta con que Rahm ganó el Irish Open, que le ha hecho crecer como la espuma en las apuestas para el The Open.

Si le dieran a elegir con qué cita del Grand Slam inaugurará su cuenta de grandes, el Open Británico sería su elección. Sin pestañear. Como para muchos otros es el lugar donde empezó casi todo. La cuna del golf revivida año tras año en unos links que no entienden de facilidades. Está excitado, aunque nunca se nota porque desde que suelta brazos en el tee del 1 se activa en modo ambición y ya no hay marcha atrás su proceder. Pero lo más importante es cómo le ven quienes mejor le conocen. Edu Celles, su profesor y hombre de confianza para pulir el juego, volvió a ser reclamado para el ensayo general ante el The Open. Nada como volver a clase para refrescar rutinas y actualizar conceptos por mucho que se manejen a diario. Funcionó el trabajo, sobre todo, con el juego corto retomado en París. Décimo en el Open de Francia como aperitivo de su victoria en Irlanda. Esta vez, a caballo entre Sotogrande y Valderrama el repaso ha sido general. Y la conclusión con la que Celles regresó es de lo más estimulante. «No hay nadie que le esté pegando tanto como Jon. Igual, puede. Más, seguro que no». Y no se trata de una simple lectura de la potencia, de ver hasta dónde franquea la bola, sino del control y dominio del juego.

El jugador de Barrikase ha percatado en Cádiz de que ya ha dejadode ser anónimo parael gran público

Aunque también tuvo tiempo Rahm la pasada semana para relajarse en la playa, las jornadas de trabajo fueron ejemplares. El miércoles se tiró cuatro horas en los campos de prácticas de Sotogrande. Golpes largos, trabajo con distancias y dirección, approach y salida de búnquer, pateos desde todas las distancias y condiciones de los greens. Y por la tarde un recorrido completo al campo. «Está bien, muy tranquilo. Y todo lo que hemos hecho creo que le vendrá bien porque se trata de recuperar el plan de trabajo que por motivos de su gran temporada no se ha podido seguir». Un curso, el primero como profesional, que en menos de 13 meses incluye ya dos triunfos en el Farmers Insurance PGA y el Irish Open válido para el Race to Dubai.

Viéndose a sí mismo

El jueves hubo cambio de escenario. De Sotogrande a San Roque para progresar por Valderrama junto al gerente del campo, Javier Reviriego. Doble misión: seguir con el programa de trabajo y adecuarse al campo que acogerá el Andalucía Masters que contará con la participación del jugador de Barrika. «Y nos vino bien de cara a Royal Birkdale porque es un campo de dimensiones que te obligan a usar menos la potencia y buscar más la colocación de la bola». También hubo tarea extra y prolongada en el green, «leyendo distancias y caídas a ciegas, sin bandera. En el golf puede pasar de todo, pero las vibraciones son muy positivas», confirma Edu Celles, a quien el trabajo se le acumula en la escuela que posee en Derio y que ha notado el empujón por iniciarse en el golf que procuran los éxitos de su discípulo.

No ha quedado ningún factor del juego sin pasar por el tamiz del repaso

Concluida la jornada allí, Jon Rahm vivió una situación peculiar cuando se topó con la repetición televisiva de los últimos hoyos del Irish Open. Viéndose a sí mismo como espectador, volvió a revivir sensaciones «muy gratificantes» que no hacen sino aumentar su ambición de cara a la cita de esta semana. También en su estancia en la provincia de Cádiz se topó con una realidad: su creciente popularidad. Un grupo de niños de un campus próximo se llevó el pleno de recuerdos y autógrafos. Pero en cada restaurante o zona pública que visitó corroboró que no volverá a ser anónimo a ojos del público.

Popular. Un grupo de niños de un campus alucinó con la presencia y naturalidad de Rahm, quien confirmó su popularidad a cada paso que dio por tierras andaluzas.
Popular. Un grupo de niños de un campus alucinó con la presencia y naturalidad de Rahm, quien confirmó su popularidad a cada paso que dio por tierras andaluzas. / E. c.

Normal. Su octavo puesto en el ránking mundial y el triunfo en Irlanda le llevan a compartir con Dustin Johnson y Jordan Spieth el favoritismo en las puestas ante el inminente Open Británico. Siente que cada vez está más cerca su primer grande.

Fotos

Vídeos