El número 1 vuelve a rondarle a Jon Rahm

Jon Rahm, ayer, durante una ronda de entrenamientos./Efe
Jon Rahm, ayer, durante una ronda de entrenamientos. / Efe

Podría conquistarlo si gaana o queda segundo en un The Players que inicia hoy con las ideas claras

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

15.000 personas siguieron a través de las redes sociales su rueda de prensa en Ponte Vedra en la previa del The Players. Una barbaridad dado que tampoco son encuentros mediáticos enlos que sedescubra alguna fórmula magistral. Sirven para promocionar el producto, el torneo, en una maraña de topicazos y reiteración de cuestiones tan del gusto de los informadores estadounidenses. Pero siempre se puede rascar algo, más allá de constatar que Jon Rahm vende. El solo es capaz de vaciar el tenderete, de agotar las existencias.

Su interés crece en Sawgrass porque por cuarta vez en su carrera el número 1 del mundo le vuelve a rondar. No sólo a él. También tendrán opciones Justin Thomas, Jordan Spieth y Justin Rose. Como la primera vez en San Diego (Farmers Insurance) lo desconocía. «No sabía que podía serlo y prefiero no saberlo. Es más difícil ganar este torneo que ser número 1 del mundo. No hay tiempo de pensar en otras cosas. Llegar a número 1 es un premio a jugar muy bien durante muchos torneos. Debo concentrarme en la victoria y si gano que sea lo que Dios quiera. Esperemos que haya alguna opción. Si gano, ya contaré lo que siento si consigo ser número 1 del mundo», dijo.

Llega descansado, ambicioso, herido por el trato que le dispensó el campo en el tercer recorrido de 2017 cuando le clavó un doloroso 82 que le apeó de jugar el domingo. Sus ideas estánmuy claras. «Las tres claves son paciencia, estrategia y tener claro que es mejor pegar un hierro largo desde la calle que un wedge desde el rough». Y asume que no es una cita cualquiera. Es la más importante del año descontados los cuatro Majors a los que quiere sumarse. «Sería muy grande ganar el The Players. Sólo hay que ver el palmarés, los grandes nombres que figuran en él, las extraordinarias carreras de golf que han tenido todos ellos antes y después de ganar aquí. Aún recuerdo lo emotivo que fue para Sergio García. Es el único español que lo ha conseguido. Viendo estos nombres está muy claro que hay que jugar muy bien para ganar aquí. Para mí sería como ganar un Mjor», dice.

Pero refresca declaraciones anteriores para certificar que su triunfo en el Open de España permanece imborrable en su mente. «Ganar el The Players no sería ni la mitad de emotivo que ganar el Open de España. Sería muy importante, para mí es como un Major, pero la sensación del Open de España fue increíble. No es comparable. Lo que sentí en España es tan diferente, el apoyo de la gente. Fue muy difícil mantener las emociones bajo control. Fue el torneo en el que más aprendí sobre mí, en el que más he podido verme a mí mismo. Toda emoción se multiplicaba por cuatro, cinco o diez. Cada que vez que sentía algo al emoción era tan intensa que mantener todo bajo control era muy difícil. Sinceramente, desde ese punto, no creo que un Grande sea tan difícil como el Open de España, hablo emocionalmente. Más difícil que esa semana no va a ser, así que ver que pude mantener el juego bajo control me dice que puedo hacerlo también en un Grande si llega el momento».

Jon Rahm arrancará hoy su participación en The Players a las 19.30 horas (horario español) compartiendo partido con Patrick Reed y el nipón Hideki Matsuyama.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos