Magia en la catedral del pádel

Los ganadores del torneo con sus respectivas txapelas./B. Agudo
Los ganadores del torneo con sus respectivas txapelas. / B. Agudo

Mati Díaz y Maxi Sánchez y las hermanas Alayeto reinan en las finales del Keler Bilbao Open en un abarrotado frontón Bizkaia

J. A. PÉREZ CAPETILLO

La imagen de Matías Díaz tras el último punto del Keler Open Bilbao 2017 fue elocuente. El argentino se arrodilló sobre la pista instalada en el frontón Bizkaia y la besó en un par de ocasiones. Segundos antes había abrazado con fuerza a su compañero Maximiliano Sánchez. Ambos se habían impuesto a la pareja número uno del mundo, Fernando Belasteguín y Pablo Lima, por 7-6, 4-6 y 6-1. «Es un orgullo haber jugado y ganado aquí. Ojalá volvamos. Esta es la catedral del pádel», sentenció el campeón en Bilbao.

«No hay palabras para describir este momento. Mati ha sido el mejor jugador de la final», apreció Maxi, que no dejó de reconocer el partidazo de su pareja en la pista. Mati, 'el guerrero', y Maxi 'el tiburón', pudieron con Bela y Lima, 'el cañón de Porto Alegre', que jugaron su decimotercera final de este ejercicio, en la muerte súbita del primer set. Luego, los números uno, que pelearon por su octavo título del año antes de coger rumbo al Master Final, reaccionaron para igualar la gran final al llevarse el segundo set por 4-6.

El enorme partido de Mati se agrandó en la tercera manga, en la que nadie esperaba tanta desigualdad cuando los aspirantes endosaron de salida un 5-0 a los favoritos. Mati, soberbio y presente en las mejores jugadas -las hubo mágicas-, estuvo secundado de forma magnífica por Maxi. Estuvieron rocosos sobre el azul de la pista bilbaína y unieron sus muchas virtudes para ponerse la txapela al lograr el primer título de la temporada con el claro y decisivo 6-1 final.

La merecida ovación que brindó el público que abarrotó el frontón a los cuatro finalistas fue la guinda a un torneo de insuperable calidad. El frontón Bizkaia de Miribilla desde el miércoles, y también durante varios días de la pasada semana en el Club Padeltoki de Ortuella, acogieron el mejor pádel del planeta. Fue todo un lujo para los miles de aficionados locales que pasaron por estos recintos en una semana fascinante en esta modalidad en auge.

El mismo nivel de matrícula de honor de la final masculina lo tuvo antes la del cuadro femenino. La matinal definitiva del Keler Open Bilbao 2017 se abrió ayer con el duelo entre las hermanas María José y María Pilar Sánchez Alayeto, que buscaban su octavo triunfo de la temporada, ante Gemma Triay y Lucía Sainz. Majo y Mapi sembraron desde muy pronto para llevarse un título más al vencer en el primer set por 6-3.

Las 'gemelas atómikas', de 33 años, firmaron otro 6-3 en la segunda manga para reinar por octava ocasión en los diez torneos celebrados. «Estamos súper-contentas con esta temporada. Nuestro equipo no nos deja caer nunca. Y queremos dar las gracias al público por haber llenado las gradas. Ha sido muy especial jugar en un lugar tan emblemático como este» declararon las zaragozanas, las números uno, tras otra cuña en su listado de éxitos.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos