Los hermanos Pou conquistan el hielo noruego de Rjukan

Una estampa de la escalada en las espectaculares formaciones de hielo de Rjukan, en Noruega./Hermanos Pou
Una estampa de la escalada en las espectaculares formaciones de hielo de Rjukan, en Noruega. / Hermanos Pou

Los escaladores vitorianos han cambiado de registro para ascender por espectaculares y efímeras cascadas heladas

NURIA NUÑO

Rjukan, en Noruega, está considerado un auténtico «paraíso terrenal para la escalada en hielo». Esto lo saben muy bien Iker y Eneko Pou. Los hermanos vitorianos, acostumbrados a recorrer el planeta en busca de montañas y paredes remotas donde acometer nuevas aventuras, han dado por terminada su última peripecia. Esta vez, han cambiado de registro. ¿Cómo?, se preguntarán. Pues bien, decidieron dejar aparcados los pies de gato y la bolsa de magnesio en casa y los sustituyeron por los piolets y los crampones.

Con ese equipaje en la mochila, pusieron rumbo a Noruega. Su destino era la zona de Rjukan, adonde se desplazaron con el objetivo de escalar las «espectaculares y efímeras formaciones de hielo» que, en apenas un mes y con la subida de las temperaturas, se convertirán en agua.

Antes de que eso ocurra, los hermanos Pou han aprovechado la crudeza de este invierno en todo el continente europeo -con temperaturas de entre 10 y 15 grados bajo cero para escalar un buen puñado de cascadas de «mucha calidad»: 'Vemorkbrufoss Vest' WI5, 'Sabotorfossen' Wl5, 'Topp' Wl5. 'De Kaller Meg Fjard' M7, 'Tipp', Wl5 y 'Fyrstikka' Wl5; pero sobre todo, la «increíble» 'Juvsoila' Wl6, una de las joyas más preciadas de esta zona de Noruega por «ser una de las más bonitas y difíciles». Todas estas cascadas las han escalado en la compañía de los experimentados alpinistas mallorquines José García, Joan Riera, Dalila Llanos y Susana López.

Entrenamiento

De todos los rincones que visitaron, los hermanos vitorianos se quedan con el área de Kokran para la escalada de corte más deportivo y Uppper Gorge, para las vías más largas y de corte alpino. Esta experiencia en un «lugar paradisíaco» -del que dan buena cuenta con las instantáneas que han tomado- para la práctica de esta especialidad les va a servir también como entrenamiento de cara a los proyectos de alpinismo que Iker y Eneko suelen desarrollar en macizos más grandes, caso de los Alpes, los Andes o el Himalaya.

Entre sus próximos proyectos, destaca su aventura en el Atlas marroquí, donde aspiran a dejar su huella en forma de nueva ruta en uno de los lugares más bellos del mundo. Además, a finales del mes de junio, y tras el éxito en Patagonia con la apertura de la ruta 'Aupa 40' y en Perú con la apertura de 'Yakumama', tienen previsto acometer la tercera etapa del proyecto '4 elementos'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos