Alpinismo

Los hermanos Pou abren una nueva vía en escalada libre en el Atlas marroquí

La vía abierta en el Atlas marroquí por los alpinistas vitorianos. / Hermanos Pou

Aunque su idea inicial era la de abrir una subida sencilla, finalmente resultó de 400 metros, entre los 2.400 y 2.800 metros de altitud, y de una dificultad de 8º grado

SERGIO CARRACEDO

Los hermanos Pou han vuelto a demostrar que el vértigo es ajeno a ellos. Iker y Eneko se han desplazado en esta ocasión hasta el Atlas marroquí para abrir una nueva vía en la escalada libre en esta agreste cordillera del norte de África. Este lunes, estos dos bravos alaveses han culminado su hazaña inaugurando esta vía que han bautizado con el nombre de 'Agur' (adiós, en euskera).

La expedición de 20 días para la apertura de esta nueva vía comenzó en abril, envuelta en unas condiciones climáticas adversas debido a las abundantes precipitaciones en forma de nieve que cayeron en el pueblo bereber de Taghia (Marruecos), a 2.000 metros de altitud, punto de partida para atacar la pared de Taradrate.

Además del mal tiempo, Iker y Eneko Pou tuvieron que cargar con mochilas de más de 20 kilos durante un trayecto cercano a tres horas hasta la base de la pared, en la que se vieron obligados a vivaquear en varias ocasiones para no desgastarse en exceso. Una pequeña cueva en la propia pared y parapetados con sacos y esterillas fueron durante unos días su habitación y sus camas.

La expedición de Iker y Eneko Pou en el Atlas marroquí. / Hermanos Pou

Aunque su idea inicial era la de abrir una vía sencilla para otros escaladores, finalmente resultó de una altura de 400 metros y una dificultad de 8º grado, con lo que «no serán muchos los que podrán completarla». La nueva vía abierta por los alpinistas vitorianos, rodeada de montañas de hasta 3.400 metros, comienza a unos 2.400 metros y finaliza a una altura de 2.800 metros. «La roca caliza es excepcional, prácticamente al mismo nivel de calidad que la del Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes) en Asturias, considerada como una de las mejores paredes de roca caliza del mundo», han destacado los hermanos vitorianos de «la montaña más querida» por ellos.

«La roca caliza es excepcional, prácticamente al mismo nivel de calidad que la del Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes) en Asturias, considerada como una de las mejores paredes de roca caliza del mundo» Hermanos Pou

Esta subida requerirá de un estilo muy técnico sobre roca caliza y agarres diminutos, por lo que el escalador deberá tener mucha fuerza, tanto física como psicológica, puesto que las caídas potenciales pueden ser muy largas y peligrosas, apuntan los Pou.

Los hermanos vitorianos han dedicado esta vía a Borja Ayed, fallecido el pasado invierno en Pirineos a causa de una avalancha, de ahí el nombre con la que la han bautizado 'Agur' (adiós, en euskera). Los infatigables Pou ya piensan en su siguiente reto. Durante el mes de julio tratará de culminar la tercera etapa del proyecto '4 Elementos'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos