Golf

«Estaba más emocionado que nervioso»

Jon Rahm, en el CareerBuilder. / AFP

Jon Rahm repasa su vuelta de 62 golpes en el CareerBuilder, la mejor que ha firmado en una cita PGA, antes de afrontar como líder en solitario la segunda jornada

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Ocho birdies y un eagle. Sin bogeys. -10 al recorrido de La Quinta y eso que a un palmo de la cazoleta pasaron otros cuatro recados remitidos por Jon Rahm. Arrancaba el de Barrika en el CareerBuilder con su mejor tarjeta diaria en un torneo de la PGA, 62 golpes, dos menos que la anterior ocasión en que limitó más su facturación de golpes. Huelga decir que su satisfacción al llegar a la casa club era acorde al resultado.

Además, reconoce que dada la calidad de su 'front nine', que cerró con -6, se le pasó por la cabeza la posibilidad de concluir anotando un 59 o un 60 en su tarjeta. «Tenía seis bajo par en los siete primeros hoyos y con un par de putts perdidos. Claro que te entran pensamientos de hacer 60 golpes o tal vez 59. Adam Hadwin lo hizo el año pasado con un clima peor que este». Fue una sensación diferente, la que le recorrió el cuerpo en California. «No estaba realmente nervioso, estaba más emocionado, en todo caso». Del 10 al 18 no pudo mantener el ritmo de aciertos y lo achaca a que «tal vez me relajé un poco, elegí mal dos hierros y tuve que sacar pares duros».

Es su segundo torneo desde el parón invernal. Si en Hawái fue segundo, el comienzo en La Quinta confirma que su progresión es alcista. Aunque ha tenido que reciclarse los días previos a esta cita californiana. «Después de Kapalua tuve una semana libre para borrar los rastros de un campo con calles enormes, pendientes, greens muy alfombrados y muchísimo viento, algo muy diferente a los escenarios del resto del año. Cuando volví a Phoenix la primera ronda que jugué fue bastante mala, porque seguía con la inercia de lo que hacía falta en Hawái».

A su favor figura que ya está jugando en un tipo de campos que conoce al dedillo y ya se le daban bien en su etapa universitaria, arrancando a alguno de ellos un -10 en una jornada. «Este tipo de golf me encanta, La Quinta es muy parecido al Phoenix Country Club, me es muy familiar. Cuatro años de universidad en estos campos de golf es algo que no vas a olvidar». Aunque su estancia en el CareerBuilder un año atrás no resultó tan impactante. «No. El año pasado hice -9 en los cuatro días y ahora ya estoy en -10 solo en la primera jornada. Algo habré mejorado», comenta con sentido del humor.

Líder provisional, esta noche cambiará de escenario y recorrerá el Nicklaus Tournament Course, en el que ayer se firmaron peores resultados globales que en La Quinta, donde actuó Rahm. Pese a su buen juego, sabe el vizcaíno de los requiebros innatos en el golf y su lectura se centra en el día a día. «Tras varias semanas sin tocar casi los palos, me siento muy descansado y realmente en paz con mi juego y creo que se nota. Kapalua no fue la mejor semana de mi vida, pero pude luchar muy bien y mantener la calma, tener una buena puntuación y acabar segundo. Aquí es todo lo contrario, he tenido uno de los días más impactantes de mi vida. Me alegro de que las cosas vayan por donde van ahora».

La tarjeta de rahm. 1ª jornada. La Quinta

(Hoyo. Par. Secuencia
Resultado)
1. 4 Búnquer-Green
Birdie -1
2. 4 Calle-Green
Birdie -2
3. 3 Green-Green
Par -2
4. 4 Calle-Green-Green
Par -2
5. 5 Calle-Green
Eagle -4
6. 5 Calle-Green-Green
Birdie -5
7. 3 Green
Birdie -6
8. 4 Calle-Green-Green
Par -6
9. 4 Calle-Green-Green
Par -6
10. 4 Rough-Green-Green
Par -6
11. 5 Calle-Rough-Green
Birdie -7
12. 3 Rough-Green
Par -7
13. 5 Calle-Rough-Green
Birdie -8
14. 4 Calle-Green
Birdie -9
15. 3 Búnquer-Green
Par -9
16. 4 Calle-Búnquer-Green
Par -9
17. 4 Calle-Green-Green
Par -9
18. 4 Calle-Green
Birdie -10

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos