Más controles del agua, gel antibacteriano y neopreno obligatorio en el triatlón de Bilbao

El triatlón de Bilbao se disputará el sábado 26 de mayo./Borja Agudo
El triatlón de Bilbao se disputará el sábado 26 de mayo. / Borja Agudo

Estas son las principales medidas para evitar lo sucedido el año pasado, cuando varios participantes cayeron enfermos por la mala calidad del agua de la ría

EL CORREOBilbao

La mala calidad del agua de la ría fue la gran protagonista de la edición del año pasado de la Bilbao Triathlon. Varios participantes cayeron enfermos por esta circunstancia, lo que ha llevado a los organizadores a extremar las precauciones para una prueba que se disputará el sábado 26 de mayo. Como principales medidas, un mayor número de controles sobre la salubridad de la ría, la entrega de un gel antibacteriano para los participantes y la obligatoriedad del uso del neopreno en las dos distancias que se disputan.

Precisamente este lunes a las 12.00 horas se han abierto las inscripciones para la octava edición del certamen. El Consistorio bilbaíno ha señalado que la prueba mantendrá sus «principales señas de identidad», como la natación en la ría, la subida en bicicleta al Alto del Vivero y el circuito de carrera a pie por lugares representativos del «nuevo Bilbao», como el paseo de Abandoibarra, el Museo Guggenheim y el Ayuntamiento, para acabar en El Arenal.

La prueba, organizada por Innevento, se disputa en las distancias Half y Olímpica. El año pasado contó con la participación de 1.200 triatletas provenientes de más de una quincena de países y congregó a varios miles personas aficionadas, que presenciaron la prueba a lo largo de todo el recorrido. La Medida Distancia o Half consta de 1.800 metros de natación, 90 kilómetros en bicicleta y otros 21 más de carrera; mientras que la Distancia Olímpica establece para las mismas pruebas unos recorridos de 1.500 metros, 45 y 10 kilómetros.

La inscripción a la prueba tendrá un precio bonificado (90 euros Half y 48 euros Olímpico) hasta el 31 de enero, con el 13 de mayo (o fin de plazas) como fecha límite. Para participar en cualquiera de las dos pruebas será indispensable tener en regla la licencia federativa, según establece la normativa de la Federación Vasca de Triatlón. Las inscripciones se deberán tramitar en la página web de la Federación Vasca de Triatlón o en la de Bilbao Triathlon.

«El año pasado superamos el millar de personas inscritas a tres meses para la prueba, hasta alcanzar el tope de 1.200 participantes. Este año hemos lanzado la inscripción más tarde hasta tener todo bien atado y, hasta ahora, el retorno que hemos recibido de los triatletas, a través de mails y redes sociales, ha sido muy positivo. Esperamos que una vez abiertas las inscripciones eso tenga también su reflejo. Por ello, nuestra ilusión es consolidarnos en el millar de participantes», ha indicado el director de la prueba, Eneko Ruiz.

Apuesta por la seguridad

Como parte de la política de seguridad y calidad que el Bilbao Triathlon desarrolla desde su primera edición, este año se llevarán a cabo controles adicionales de la calidad del agua, añadidos a los que ya realiza el Consorcio de Aguas. Los resultados se darán a conocer pública y periódicamente, tanto en la web www.bilbaotriathlon.com como en las redes sociales de la prueba, y de manera individualizada, "detallada y permanente a cada triatleta".

Además, como medidas complementarias, en la bolsa del corredor se incluirá un gel antibacteriano para manos y cara y se impondrá la obligatoriedad del uso del neopreno en ambas distancias. Como es habitual en la prueba, a la salida del sector de natación, los triatletas dispondrán de varios puntos de agua dulce en donde aclararse antes de iniciar el segmento de ciclismo.

Todo esto se suma al dispositivo habitual de más de doscientos efectivos entre Bomberos, Policía Municipal, Ertzaintza, Cruz Roja Protección Civil y personas voluntarias que velan por la seguridad de triatletas y espectadores.

Aumentar la participación femenina

A falta de confirmación oficial de triatletas profesionales que tomarán parte en la prueba, los objetivos pasan por potenciar la participación extranjera de alto nivel, personalizada en los últimos años en triatletas olímpicos en los Juegos de Río de Janeiro, como Ryan Bailie o Bárbara Riveros, además de campeones de Europa como el croata Denis Sketako o la germana Jenny Schulz.

En la edición de 2018, los principales alicientes de la prueba Half pasarán por comprobar si el actual campeón del Estado, Gustavo Rodríguez, logra su quinto triunfo en la meta del Arenal o si Judith Corachán se hace con el doblete tras su éxito el pasado año. Lo mismo ocurre con la prueba Olímpica, en la que en 2017 se impusieron la australiana Charlotte McShane y el venezolano Luis Miguel Velasquez.

Además, otro de los objetivos es aumentar la participación femenina, cuya presencia en la prueba se ha visto incrementada «significativamente» desde la introducción en 2016 de la distancia Olímpica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos