Txikon parte hacia la cima del Everest

Txikon parte hacia la cima del Everest
E. C.

El escalador vizcaíno y sus compañeros lanzarán el ataque a cumbre desde el campo 3 durante el fin de semana

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

Empezaba a parecer un león enjaulado. Casi dos semanas atrapado en el campo base de un ochomil por culpa del mal tiempo es mucho tiempo hasta para el alpinista con los nervios más templados. Si se trata de ese prodigio de la hiperactividad llamado Alex Txikon no es difícil imaginar su ir y venir por los dominios de la que viene siendo su casa desde principios de enero: el campo base del Everest.

Pero la espera ha tenido recompensa. La ansiada ventana de buen tiempo ya está aquí. Comienza mañana y durará hasta el lunes. Y entiendase ‘buen tiempo’ a cielos despejados y vientos de menos de 30 kilómetors por hora con temperaturas de 50 grados bajo cero a partir de los ocho mil metros. La clave será el viento. «A partir de 30 kilómetros por hora intentar la cumbre es un suicidio. Es garantía de congelaciones porque la sensación térmica sube hasta los 70 u 80 grados bajo cero», explicaba ayer el alpinista vasco.

Así que Alex y sus compañeros de equipo, el paquistaní Alí Sadpara y los sherpas Nuri Sherpa, Chhepal Sherpa, Temba Bhote, Pasang Nurbu, Halung Dorje ‘Dorchi’, Gyalje Sherpa y Tenzing Gyalzen parten hoy hacia la cima del Everest. Si se cumplen sus planes, el alpinista vizcaíno y los compañeros que le sigan -no todos tiene previsto acompañarle hasta arriba- estarían en disposición de hollar el techo del mundo el fin de semana.

A partir del Collado Sur Alex Txikon será el único miembros del equipo que ascienda a pulmón libre

La estrategia del grupo ha quedado definida en estos días de campo base tras darle muchas vueltas. Definitivamente, el equipo asciende hoy desde el CB al campo 2, situado a 6.500 metros, en la base de la pared del Lhotse. Mañana subirán hasta el campo 3, ubicado en mitad de la pared del Lhotse, a 7.200 metros.

El terremoto de 2015 en Nepal alteró su fisonomía y muchos alpinistas aseguran que ha desaparecido

Y a partir de aquí llega la gran novedad estratégica de Txikon y su equipo. Un verdadero órdago a la montaña más alta del planeta. El viernes, desde ese punto, el grupo partirá hacia la cumbre en un reto agotador de más de 1.500 metros de desnivel en la conocida como ‘zona de la muerte’. Solo pararán en el collado sur (7.900 m.) unas pocas horas -«dos o tres», en boca del propio Txikon- para descansar un rato e hidratarse.

El enigma del Escalón Hillary

A partir de ahí, todo lo que se encuentre Alex es terreno desconocido -el año pasado su cota máxima fue el Collado Sur- y virgen para todo ser humano desde 1993, fecha de la última ascensión invernal al Everest, por un equipo japonés. La estrategia,desde ese punto, la tendrán que decidir sobre la marcha. Para entonces, además, es casi seguro que ya solo Alex Txikon estará ascendiendo a pulmón libre, ya que el resto de alpinistas, incluido Alí Sadpara, han explicado que utilizarán botellas de oxígeno como mínimo a partir del Collado Sur para evitar congelaciones.

El vizcaíno explicaba también ayer que tienen previsto equipar con cuerdas fijas a partir de ‘El Balcón’, un saliente de la arista cimera a 8.400 metros, hasta el Escalón Hillary, situado un poco por debajo de los 8.800 metros. «Es el tramo más expuesto de la cresta y tratamos así se asegurar el descenso».

El otro gran enigma de esta parte final de la ascensión será precisamente el popular Escalón Hillary. Se trata de una pared de hielo y roca vertical de poco más de 10 metros de alto. Un simple paso de cuarto grado de escalada en roca si no fuese porque está a casi ocho mil ochocientos metros de altitud. Si es que sigue ahí. Tras el terremoto que asoló Nepal en 2015, muchos alpinistas explicaron cuando volvieron a la montaña que el seísmo había alterado este paso y que ahora era mucho más fácil, aunque la nieve acumulada dificultaba apreciar la verdadera dimensión del cambio. Txikon y su equipo la verán dentro de unos días ya que una de las características del Everest en invierno es que tiene mucha menos nieve acumulada que en primavera. Desde el Escalón, la cima queda a 80 metros que los alpinistas recorren en media hora...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos