Villar: «Me han tratado como a un leproso»

Villar, a la entrada en prisión en julio. /Óscar del Pozo
Villar, a la entrada en prisión en julio. / Óscar del Pozo

El presidente de la Federación suspendido defiende su inocencia, asegura que es «un luchador nato» y dice que el golpe recibido con su detención «fue terrible»

A.T.

Ángel María Villar ha abierto fuego contra adversarios, instituciones, justicia y medios de comunicación. El presidente suspendido de la Federación Española de Fútbol (FEF) ha concedido una larga entrevista a ‘El Español’ en la que se despacha a gusto contra aquellos a los que acusa de haber precipitado su caída mediante la ‘operación Soule’, que motivó su detención el pasado 18 de julio, acusado de los delitos de administración desleal, falsedad documental, corrupción entre particulares y apropiación indebida. Pasó doce días en la cárcel, destino que también afrontaron su hijo Gorka y Juan Padrón, vicepresidente económico de la Federación.

Profundamente dolido, Villar denuncia que se le ha tratado como a «un leproso», acusa a sus rivales de haber «utilizado a los jueces y a los tribunales» para desgastarle cada vez que llegaba un periodo electoral, clama contra el «linchamiento mediático e institucional», defiende su inocencia y la del resto de investigados, subraya su determinación de «luchar hasta el último momento» y no descarta volver al puesto que ocupó durante casi tres décadas. Asegura, además, que Joseph Blatter y Michel Platini, rectores en su día de la FIFA y la UEFA, respectivamente, «fueron dos grandes presidentes» a los que se inhabilitó «injustamente».

«Me han lanzado a mí, a mi hijo, a mi familia, al barro... Y además para mi mujer fue terrible» dolido

«Antes de ser presidente de la Liga ya me había descalificado más de 150 veces» Contra Tebas

Recuerda Ángel María Villar que durante su mandato le pusieron «cinco querellas», todas ellas, mantiene, con el fin de desgastarle. Coloca en la diana al máximo dirigente de La Liga, Javier Tebas. «Antes de ser presidente ya se había personado en un proceso judicial contra mí, ya me había descalificado más de 150 veces en los medios de comunicación, había solicitado varias veces que me abrieran expedientes sancionadores. Y en varios procesos electorales había estado en contra de mí», indica Villar, quien se queja de haber sufrido «descalificaciones, expedientes, querellas, de todo».

Se vanagloria de haber sido «un hombre muy resistente», lo que le ha permitido afrontar las acometidas dentro de la Federación. «Me considero un luchador nato», remarca, aunque puntualiza que el golpe recibido con su detención fue «terrible». «Me han lanzado a mí, a mi hijo, a mi familia, al barro... Y además para mi mujer terrible, porque ver a su marido y a su hijo encarcelados en una celda, echados al barro de la sociedad española y mundial del fútbol, no es fácil de llevar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos