Suspenden un partido de niños de 9 años en Portugalete por los insultos de una aficionada

Suspenden un partido de niños de 9 años en Portugalete por los insultos de una aficionada

El colegiado recoge en el acta «agresiones verbales» en un partido entre el Asti Leku y el Peña Athletic de Santurtzi

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Un árbitro suspendió el pasado sábado un partido de Liga de benjamines de 2008 en el que jugaban niños de 9 años por los insultos que le lanzó una espectadora. Los incidentes, de los que fueron testigos y afectados una veintena de críos, ocurrieron en Portugalete en el duelo entre el Asti Leku local y el Peña Athletic de Santurtzi. El colegiado detuvo el encuentro del Grupo B a los 14 minutos del tercer tiempo y último tiempo con 5-0 a favor del equipo jarrillero.

El acta, al que ha tenido acceso EL CORREO, indica que el colegiado expulsó a un niño del Peña Athletic de Santurtzi en el minuto 12 de la tercera parte «por ser temerario repentinamente». El colegiado, E. D. P, añade que había avisado «hasta seis veces» al jugador para que moderara su actitud en el campo. El árbitro añade un anexo al acta en el que recoge los incidentes que sucedieron a continuación. «He suspendido el partido en el minuto 14 (del tercer tiempo) en una falta a favor de los locales debido a las agresiones verbales repetidas».

El colegiado pasa a detallar los insultos. «Racista, racista de mierda, asqueroso racista y capullo de mierda». El árbitro localizó a quien le agredía verbalmente y, según agrega, le dijo «al delegado que esta persona tenía que parar» o suspendía el duelo. «Visto que no se consigue (...) y que continúa con los insultos decido suspender el partido».

Fuentes del Peña Athletic de Santurtzi lamentaron ayer lo sucedido, pusieron el acento en que ningún miembro del club ni de su cuerpo técnico estuvo implicado en los incidentes e indicaron que la mujer que insultaba era familiar de un jugador. Además, añadieron, que otros espectadores de su equipo le afearon la conducta.

Fuentes federativas explicaron ayer que los colegiados saben que deben ser muy rigurosos con este tipo de situaciones. Aunque dan por buena su decisión, indican que debía haber mostrado la tarjeta negra a la espectadora que le insultaba y que, en caso de persistir en su actitud, haberla sacado una segunda vez y suspender entonces el duelo.

Incidentes en Leioa

Se trata del segundo incidente de este tipo en el fútbol vizcaíno en los últimos días. El anterior, desvelado también por este periódico, fue más grave. Sucedió hace dos fines de semana en el estadio de Sarriena, en Leioa. Allí se enfrentaban los equipos alevines del Txantxarrene y de la Sociedad Deportiva Plentzia. El entrenador de la primera de las escuadras, D. T. L., agredió tanto física como verbalmente a la árbitra que le acababa de expulsar del terreno de juego.

Según recogió el acta del encuentro, el técnico insultó gravemente a la colegiada, se dirigió a ella en términos obscenos, la amenazó y llegó a empujarla «de manera violenta, en repetidas ocasiones». Ha sido sancionado con tres años por la Federación Vizcaína.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos