España-Italia

«Se hará raro ser locales por un día»

Villa (i) y Saúl (d), a su llegada a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. /EFE
Villa (i) y Saúl (d), a su llegada a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / EFE

El Bernabéu, del que varios azulgranas y atléticos guardan recuerdos imborrables como visitantes, apunta al lleno

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

España vuelve al Santiago Bernabéu seis años, seis meses y 22 días después de su último partido. Muchos de los futbolistas de la actual selección no han jugado con ‘La Roja’ en el estadio madridista. «Se hará raro ser locales por un día, pero es lo de menos. Cuando nos ponemos la camiseta de la selección española todos nos unimos y remamos en la misma dirección. Eso también es lo más bonito de jugar con tu país», explica Saúl Ñíguez. El Atlético ha vencido en varias ocasiones en el coliseo blanco, quizá la más recordada fue la final de Copa de 2013. Otro que ha logrado triunfos importantes allí como visitante es Gerard Piqué, en su caso con el Barcelona, pero el central catalán, silbado en algunas ciudades por parte de una afición que no distingue de colores, marcó en el último duelo oficial de la selección en el estadio madridista. Fue un 1-0 frente a Turquía de clasificación para el Mundial de Sudáfrica, el 28 de marzo de 2009.

Sergio Ramos ya pidió el lunes nada más llegar a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas que la afición presente en el estadio se olvide de colores y no mire a ningún jugador con otros ojos que no sean los de un aficionado que apoya a España sin fisuras. «Que no piten a nadie. Hay que respetar a los que defienden nuestro escudo y a nuestro país. Y Gerard es uno de ellos», recordó el capitán. «Si está a buen nivel tiene que estar aquí», zanjó Marc Bartra, amigo del central azulgrana.

El grupo refuerza la idea del cuerpo técnico de centrar la concentración en el partido, evitando alimentar polémicas ajenas al césped, ya sean institucionales o referentes a otros clubes. En cualquier caso habrá que ver cómo reacciona el público. «Contra Italia va a ser el partido más importante. Jugamos en casa, en el Bernabéu, que espero que sea un fortín. Dependemos de nosotros para ser primeros de grupo y eso es lo mejor», explicó Ramos. «Tenemos el Mundial a un paso, es un partido decisivo y estoy seguro de que la gente nos va a dar todo su respaldo en el Bernabéu, que siempre responde. Jugar allí con la selección siempre es especial», considera Isco. El malagueño es una de las apuestas personales de un Lopetegui que confía en que los presentes generen «un ambiente acorde a la importancia del partido». «Estoy seguro de que habrá un llenazo en el campo y un gran ambiente para apoyarnos», vaticina el técnico.

En la Federación Española de Fútbol (FEF) se confía en el lleno. Aún quedan unas pocas entradas a la venta en el Bernabéu, después de que las que se pusieron a través de internet volasen en apenas unos días. Hay que recordar que sólo restan cuatro partidos para el Mundial y que una victoria ante Italia podría ser definitiva, dado que resta un duelo en Vaduz y otro ante Albania en Alicante antes de cerrar la clasificación en Israel. España lleva 21 goles a favor y tres en contra en una fase de clasificación casi perfecta, ya que sólo no venció en Turín (1-1). «Defensivamente son perfectos y habrá que trabajar mucho esta semana para ver cómo hacerles daño», avisa David Villa. Los precedentes dicen que la última victoria de Italia en tierras españolas se remonta a 1948.

Fotos

Vídeos