Seis partidos de sanción para el jugador del Gernika Sporting acusado de «intento de agresión» por un árbitro

El club, que no ha sido castigado, cree que la resolución de Competición demuestra que el «arbitro se excedió»

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Comité de Competición de la Federación Vizcaína ha sancionado con seis partidos al jugador del Gernika Sporting B que fue expulsado al pasado sábado en su duelo ante el Indarra y a quien el árbitro del partido denunció ante la Ertzaintza «por un intento de agresión». Su club reaccionó de inmediato. El futbolista fue expulsado y su ficha retirada de la Federación vizcaína.

La resolución del tribunal no sanciona al club local pese a que el colegiado incluyó en el acta que fue insultado y amenazado por espectadores. Un directivo del Gernika Sporting, que pide el anonimato, cree que el fallo confirma la tesis que han defendido desde primer momento de que el árbitro «se excedió» en su actuación posterior al partido.

El pasado sábado el Gernika Sporting B recibió en el campo pequeño de Urbieta al Indarra en un partido del Grupo 3 de Tercera División Territorial, la última categoría regional. Había poco en juego porque ninguno de los dos equipos puede subir y en esa división no hay descensos. El duelo concluyó 2-3.

El colegiado mostró dos amarillas a un jugador local. La primera por discutir con un contrario y la segunda por «perder tiempo» en el minuto 90, una situación extraña porque su equipo perdía 2-3.

Aquí empezaron los graves incidentes. El acta recoge que el expulsado «me empujó bruscamente haciéndome caer al suelo». El relato del colegiado prosigue. «Varios compañeros, tanto del equipo visitante como local, han tenido que llevarle al vestuario porque se dirigía hacia mí con intención de golpearme. Mientras iba al vestuario se ha dirigido hacia mí de la siguiente manera: ‘Esto es lo que te mereces’».

El árbitro añade que aficionados locales le espetaron «esto es lo que te mereces, te hemos hecho volar, esperemos que no vuelvas por aquí, qué malo eres y te esperamos fuera». El colegiado apunta además que llamó a la Ertzaintza y la Policía Municipal de Gernika «para que pudieran escoltarme hasta mi vehículo».

Competición ha citado a declarar a los protagonistas. El entrenador y el delegado del club local acudieron al tribunal federativo. Su fallo castiga al jugador por «producirse con actitudes levemente violentas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos