El 'Portu' y la Cultural de Durango alimentan el sueño del ascenso a 2ªB

Los jugadores del Portugalete celebran la clasificación para la última eliminatoria. /fernando gómez
Los jugadores del Portugalete celebran la clasificación para la última eliminatoria. / fernando gómez

Ambos equipos acceden a la tercera y definitiva ronda de play-off

LAURA GONZÁLEZ
Portugalete 1 - 1 Plasencia

Rozando el ascenso. Así se encuentra el Portugalete después de empatar ayer en La Florida (1-1) ante el Plasencia, su rival en la penúltima ronda del play-off. Los jarrilleros hicieron valer la ventaja que consiguieron en la ida en territorio cacereño (1-2) para meterse de lleno en la última y definitiva eliminatoria, la que les abrirá o les cerrará las puertas de Segunda B, tres años después del último ascenso.

Los de Carlos Docando volvieron a dar muestras de su poderío arriba decantando el partido a su favor en los primeros compases del choque, como viene siendo habitual en ellos. El encargado esta vez de abrir la lata fue Nacho Neira, que sustituía al sancionado Moya, con un cabezazo tras el saque de falta de Mikel Garmendia. Esa era la primera aproximación al área rival del cuadro local, cuyo gol no hizo más que espolear al Plasencia, que acto seguido contestó con un disparo de Luismi que terminó fuera tras un rechace.

El 'Portu', tranquilo con su diana y guardando fuerzas para buscar rematar más adelante la contienda, fue cediendo poco a poco terreno a los extremeños, que no dudaban en intentar jugar en campo contrario, pero mostrándose poco efectivos de cara a portería.

Los jarrilleros, por su parte, se afanaban en fabricar contras, colgando algún que otro balón al área, como el que terminó en córner tras un cabezazo de Gabri Ortega en el 29. Fue un choque en el que en todo momento se reflejó sobre el campo la importancia de lo que había en juego, con constantes parones. Muchos de ellos fueron propiciados por el ariete visitante Karim, que trajo de cabeza a la defensa del 'Portu'. Tanto fue así que antes del descanso sus dos centrales, Nacho Neira y Mikel Cubería, ya habían visto tarjeta amarilla, el primero instantes después de ver portería.

Gol en frío

El partido se fue al descanso con el conjunto vizcaíno buscando el segundo de la tarde, el que le metería prácticamente en la segunda fase. Tras la reanudación, con lo que se encontraron los de Docando fue con el empate, cuando apenas se habían disputado poco más de dos minutos. El Plasencia les pagó con su misma moneda, con un testarazo al segundo palo de Álex Jiménez, tras un saque de esquina.

La escuadra visitante optó entonces por centrar su ataque por la banda izquierda, dando un paso adelante, frente a un Portugalete que luchaba por hacerse de nuevo con el control del balón.

Los últimos diez minutos crecieron en intensidad tanto en el verde como en el graderío, con el más de millar y medio de seguidores gualdinegros deseando escuchar ya el pitido final, para evitar un gol en contra que alargara el choque y también su incertidumbre.

En el descuento, una caída en el área local de un rival enmudeció a la grada, pero el colegiado, muy discutido durante todo el partido, no apreció pena máxima. Lo que sí fue máximo fue la celebración que se vivió en La Florida, con invasión de campo incluida.

Después de dejar en la estacada al Llanes y al Plasencia, el Portugalete estará mañana atento a un sorteo que determinará su último rival, el conjunto al que deberá superar para que su regreso a Segunda B sea una realidad. Una última eliminatoria con el premio del regreso a la categoría de bronce del fútbol nacional.

Cultural 2 - 0 Alcalá
Los jugadores celebran el pase.
Los jugadores celebran el pase.

La Cultural ya tiene en su mano la segunda oportunidad de ascenso. Después del duro golpe sufrido en el play-off de campeones, donde cayó ante el Conquense, el club de Durango ha sabido eliminar la decepción para centrarse en el duelo contra el Alcalá, al que eliminó ayer en Tabira después del empate a uno de la ida en El Val. Ayer, los de Igor Núñez supieron golpear primero, sufrir y sentenciar en el cierre del encuentro, para estar mañana en el sorteo definitivo, del que saldrá el nombre del rival con el que volverá a jugarse una plaza en Segunda B el curso que viene.

La primera parte comenzó con ambos equipos en pos del triunfo. Pese a que la Cultural parecía que partía con cierta ventaja tras el empate logrado en el partido de ida en el estadio municipal El Val, los de Igor Núñez no bajaron la guardia y buscaron el área rival, generando diversas ocasiones.

El partido se volvió trabado, con constantes interrupciones en el que predominaba el contacto físico y el juego pasaba a un segundo plano. El campo de Tabira estaba visiblemente mojado por la lluvia, lo que dificultó el juego para ambos equipos. Así, dada la intensidad con la que ambos equipos se entregaron a la pelea, las llegadas con peligro desaparecieron. Un disparo de Beñat Alberdi desde fuera del área que Juancho atajó sin problemas y poco más. Tabira registró una gran entrada, con una afición que no dejó de animar a su equipo, que según pasaban los minutos se hacían más fuertes y se mostraban más seguros en el campo.

Tras los vestuarios, los blanquiazules volvieron con las pilas cargadas e hicieron temblar al equipo contrario, presionando muy arriba y defendiendo su posición con uñas y dientes. Y se le pusieron muy pronto de cara las cosas, ya que en un córner pitado a favor de los de Núñez, en el minuto 46, Ekaitz Molina anotó el primer gol del partido tras una mala salida del portero del Alcalá.

Intensidad visitante

Este tanto puso nerviosos a los de Jorge Martin, que se lanzaron en pos de un empate que les permitiera seguir en la lucha por el regreso a Segunda B. De todos modos, la Cultural no trató de especular con el resultado. Los locales continuaban generando ocasiones de gol con intenciones de cerrar el encuentro mientras el Alcalá cada vez puso más intensidad en su juego. El club madrileño generó peligro a través de faltas y córners, que hicieron sufrir a la Cultural. El guardameta local, Errasti, destacó sobre el césped de Tabira por sus paradas que mantuvieron a su equipo por delante en el marcador.

Los durangueses evidenciaron en el tramo final nerviosismo, aunque no vieron peligrar su victoria. Eran conscientes de la importancia del encuentro y que de conseguirlo, estarían a un solo paso de lograr su objetivo que les persigue desde la pasada temporada; el preciado ascenso a Segunda B.

Tanto la Cultural como el Alcalá realizaron sus cambios en la recta final con el firme objetivo de dar frescura al equipo. El campo de Tabira vivió unos últimos minutos muy tensos ante el incierto marcador, con un Alcalá que buscaba sin desmayo el empate para al menos forzar la prórroga, y una Cultural que apostaba todo a la contra en busca de un gol que sentenciara el partido y la eliminatoria.

Y así sucedió en el tiempo de descuento cuando el goleador Ekain cerró el encuentro con el segundo gol de los locales, ante la alegría de la fición local, que volverá a ver a su equipo en la eliminatoria definitiva poior el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos