Fútbol

LaLiga

Jornada 37

El Villarreal sella su billete a Europa ante un Dépor deprimido

Samu Castillejo celebrando su primer gol. /EFE
Samu Castillejo celebrando su primer gol. / EFE

Un doblete de Samu Castillejo y otros dos goles de Trigueros y Cheryshev acabaron con un equipo gallego en el que el único que tiró del carro fue Borja Valle

EFECoruña/Villarreal

El Villarreal selló su billete a la Liga Europa ante un Deportivo deprimido (2-4), que intentó tirar de orgullo tras llegar 0-3 al descanso y que despidió con una triste derrota una etapa de cuatro temporadas en Primera División.

Después de cumplir los deberes en el estadio Abanca-Riazor, el Villarreal tuvo que esperar unos minutos a que acabara el derbi sevillano para saltar de alegría delante del banquillo y celebrar así su pase a Europa.

En el lado contrario, el Deportivo recibió los silbidos de Riazor en su despedida de la máxima categoría del fútbol español.

Después de haber consumado el descenso hace dos semanas, al Deportivo le aguantaron las fuerzas para competir ante el Celta de Vigo por lo que implica un derbi, y hasta ahí llegó. Ante el Villarreal, algunos jugadores bajaron los brazos y a otros les faltó el acierto (en las dos áreas) que acusaron toda la temporada y que les ha llevado a Segunda División.

2 Deportivo

Rubén Martínez; Juanfran (Mujaid, min.75), Albentosa, Navarro, Luisinho; Krohn-Dehli, Guilherme (Bakkali, min.46), Valverde (Pedro Mosquera, min.67); Lucas Pérez, Borja Valle y Adrián López.

4 Villarreal

Asenjo; Gáspar, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa, Rodrigo, Trigueros (Javi Fuego, min.86), Castillejo (Cheryshev, min.73), Raba (Sansone, min.60), Fornals; y Bacca.

goles
0-1, min.2: Samu Castillejo. 0-2, min.31: Trigueros. 0-3, min.45: Samu Castillejo. 1-3, min.58: Borja Valle. 2-3, min.88: Borja Valle. 2-4, min.92: Cheryshev.
árbitro
Hernández Hernández, del colegio canario. Mostró amarilla a Guilherme (min.22), Albentosa (min.74), del Deportivo.
incidencias
Partido de la trigésimo séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Abanca-Riazor, ante 12.885 aficionados.

A la deprimente situación del Deportivo el Villarreal, que defendía su posición de Liga Europa, le asestó el golpe definitivo en el segundo minuto de partido. Samu Castillejo recibió en la derecha, se abrió paso en la frontal y con la zurda y una excepcional rosca coló el balón en la escuadra de la portería gallega.

Los castellonenses pudieron hacer más sangre de los deportivistas poco después con un remate demasiado cruzado de Bacca tras un error de bulto de Fernando Navarro. El veterano lateral blanquiazul jugó como central por las bajas de Schär y Sidnei y, como al resto del equipo, le faltó solidez.

El Deportivo se vio desbordado en defensa y perdonó en ataque, donde se encontró, además, con Sergio Asenjo. El guardameta despejó un cabezazo de Borja Valle que le fue al cuerpo (min.11) y un disparo de primeras del voluntarioso Lucas Pérez (min.21).

El equipo gallego se rindió en ese momento. La posesión era suya, pero la lucidez la ponía el Villarreal. Tocó y tocó en campo del Deportivo y con un pase a la espalda de la zaga los locales perdieron la marca, sobre todo Guilherme, y Trigueros, a centro de Fornals, anotó el segundo poco después de la media hora.

El Deportivo era ya un alma en pena. Luisinho hizo la estatua y otro pase medido de Fornals lo recogió Samu Castillejo para batir a Rubén otra vez. La pitada de Riazor a su público camino del vestuario fue sonora y los Riazor Blues, que habían criticado a los jugadores y, sobre todo, a la directiva, dejaron sus asientos porque, según ellos, les desconectaron la megafonía.

Seedorf sentó a Guilherme, que firmó una pésima primera parte, y Asenjo aplazó el gol del Deportivo unos segundos cuando un disparo de Juanfran rebotó en Jaume Costa y a punto estuvo de colarse en la portería castellonense.

Borja Valle, el único delantero de la plantilla blanquiazul que tiene contrato para el próximo año, fue el que anotó el tanto del honor del Deportivo en un córner que cabeceó Lucas en el segundo palo y en el que el berciano entró con todo, llevándose por delante a Jaume Mata.

El portero del Villarreal apagó la reacción de los deportivistas al desviar un latigazo del uruguayo Fede Valverde, que reapareció en el once tres meses después de su anterior titularidad.

Los visitantes perdonaron el cuarto en un jugadón de Bacca que Cheryshev, sin portero, no supo resolver, y el Deportivo dio emoción al partido en los últimos minutos con el segundo tanto de Borja Valle, que definió en el área a centro de Adrián López.

Por si había alguna duda, Cheryshev la disipó en el descuento y el Deportivo cerró así cuatro temporadas consecutivas de fútbol de Primera en Riazor, campo de Segunda el próximo curso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos