Jornada 22

Keylor regresa al Ciutat de sus sueños

Keylor Navas./EFE
Keylor Navas. / EFE

Explotó en el Levante entrenado por su maestro Llopis, que ahora en el Real Madrid recomendó a Kepa

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Sensaciones extrañas para Keylor Navas por diferentes razones cuando el próximo sábado salte al césped del Ciutat de Valencia para enfrentarse al Levante, un equipo siempre especial para él porque fue el que apostó por el costarricense cuando destacaba en el Albacete y allí rindió a un gran nivel durante 70 partidos en tres temporadas antes de dar el gran salto al Real Madrid, que abonó 10 millones para hacerse con sus servicios en el verano de 2014.

Además, el tico disputará su primer partido con el equipo blanco con el mercado de invierno ya acabado y sin el temor de que le traigan a otro portero por delante en el escalafón. No se paró de hablar del vizcaíno Kepa Arrizabalaga, pero al final el meta de Ondárroa renovó por el Athletic cuando casi se daba por hecho su aterrizaje en la capital y su cláusula de rescisión se elevó de 20 a 80 millones. De nuevo, Zinedine Zidane ha sido clave para que Keylor mantenga su estatus, ya que el técnico francés siempre dijo que era su portero y que no quería a otro, al menos hasta la próxima campaña, cuando el Madrid retomará viejos culebrones relacionados con David de Gea o Thibout Courtois.

La carrera de Keylor no se entendería sin la figura de Luis Llopis (Hernani, 1964), el preparador de porteros por el que apostó Zidane para el Real Madrid. Llopis fue quien sacó al meta tico de un segundo plano y lo convirtió en una figura internacional que recaló en el club blanco. Su explosión se produjo en su última campaña en el club granota, donde ya trabajó con Llopis, que entonces formaba parte del cuerpo técnico de Joaquín Caparrós, que a su vez conocía bien desde que coincidieron en el Athletic, y supo ir puliendo al cancerbero hasta convertirlo en un diamante. Sin embargo, el propio Llopis fue quien informó favorablemente para que el Real Madrid fuese a por Keylor.

Se da la circunstancia de que Llopis también conoce bien a Kiko Casilla desde la etapa del meta como canterano blanco antes de marcharse al Espanyol. Llopis, que ya llamó la atención del mismísimo Arrigo Sacchi por su metodología de trabajo durante su primera etapa en el Madrid, también se se ganó la confianza de Zidane con la metodología que estaba aplicando con los porteros del Castilla. Por eso, el técnico blanco no se lo pensó para incorporarlo también a su equipo de trabajo.

A sus 31 años y con el Mundial de Rusia por delante, ya que Costa Rica está clasificada y comparte grupo con Brasil, Serbia y Suiza, Keylor está dispuesto a batallar hasta el final para mantenerse como primer guardián del equipo merengue. Superadas les lesiones, ha mejorado su rendimiento en las últimas jornadas. Fue determinante en Mestalla, donde realizó varias paradas meritorias y sobre todo una providencial con el pie a Parejo, con 1-2 en el marcador y el Valencia achuchando.

En Balaídos también paró un penalti a Iago Aspas con 1-2, el primero que fallaba el delantero pontevedrés de Moaña en la Liga, si bien no pudo evitar el empate final de Maxi Gómez. Aunque en fútbol las estadísticas no sirven como en otros deportes, el porcentaje de paradas de Keylor en lo que va de temporada es del 76,4%. Sólo le supera De Gea, con cerca de un 85% de intervenciones en el Manchester United de Mourinho. El resto de guardametas relacionados con el club blanco no mejoran al tico, ya que Courtois y Kepa llevan en torno a un 70% de paradas y el milanista Gianluigi Donnarumma se queda en el 67%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos