Análisis

Un Barça con recursos y soluciones

Andrés Iniesta saluda a Ernesto Valverde tras ser sustituido. / Reuters

Valverde recupera a un gran Iniesta, aprovecha el fondo de armario e iguala el mejor comienzo con Pep Guardiola

P. RÍOSBarcelona

Cada vez más sólido, con Ernesto Valverde encontrando soluciones a los problemas que plantean los rivales, como el marcaje al hombre de Maffeo a Messi en Girona, el Barça camina hacia su objetivo de llegar al segundo parón FIFA con un pleno de siete victorias. Le queda recibir a la UD Las Palmas el próximo domingo, una fecha más marcada por la actualidad política que por la deportiva.

Tras los partidos de selecciones, el plácido hasta ahora calendario liguero ya se complicará para comprobar si este Barça es tan fuerte como indican sus números. En Europa la primera prueba sí fue exigente (3-0 a la Juventus) y la segunda todavía lo será más por jugarse en Lisboa este miércoles ante un Sporting que juega un gran fútbol y que el año pasado ya puso contra las cuerdas en la fase de grupos al Real Madrid, posterior campeón.

A Valverde le están funcionando las rotaciones en las que solo no han entrado tres jugadores: Ter Stegen, un rejuvenecido Iniesta y Messi, capaz de desequilibrar un partido pese a llevar a un rival en la espalda como si fuese una mochila. Entró menos en juego pero de sus botas nacieron los dos primeros goles en Girona.

Lo de Iniesta es de nota para él y para Valverde. En Montilivi incluso fue uno de los que más balones recuperó, además de jugarlos con la calidad de siempre. El manchego sigue como titular y jugador clave, aunque no ha completado ninguno de los cinco partidos que ha disputado en Liga, ya que en el estreno ante el Betis estaba lesionado. Siempre que ha estado en condiciones físicas, Valverde le ha dado la titularidad y el brazalete de capitán, lo que Iniesta agradece en un momento difícil para él porque debe decidir si renueva, si cambia de aires tras finalizar contrato el próximo 30 de junio o cuelga las botas.

«El mérito de que Andrés esté bien es de él y de sus compañeros, que saben cómo relacionarse con él», argumenta Valverde, que sabe como mimar a este icono del barcelonismo y del fútbol español, mientras el fondo de armario de los culés sigue aportando más recambios. A Paulinho y Denis Suárez se ha sumado Aleix Vidal, definitivamente un extremo para Valverde. Su Barça sigue sumando por victorias todas las jornadas de Liga y presenta un inicio inmaculado con 18 puntos, 20 goles a favor y sólo dos en contra. Ningún Barça presentaba una diferencia tan favorable a estas alturas.

El comienzo liguero con el extécnico del Athletic iguala ya el mejor arranque de una temporada de Pep Guardiola, que se produjo en el curso 09-10. Entonces, sin embargo, los seis triunfos se vieron acompañados por 17 goles a favor y tres en contra. La racha se rompió en la séptima jornada, cuando el Barça empató en Mestalla (0-0). También el equipo de Tito Vilanova inició la Liga con seis triunfos en la campaña (12-13), hasta que en la séptima jornada el Real Madrid de José Mourinho sacó un empate en el Camp Nou. El mejor comienzo histórico, empero, se produjo con el Tata Martino en el curso 13-14: ocho victorias hasta una igualada sin goles en feudo de Osasuna.

Fotos

Vídeos