Fútbol

Europa League

Jornada 5

Una remontada para soñar

Aduriz remata a puerta. /Vincent West (Reuters)
Aduriz remata a puerta. / Vincent West (Reuters)

El Athletic tira de casta, de dos penaltis transformados por Aduriz y de un gol de Williams para eliminar al Hertha y depender de sí mismo en la última jornada

J. REKALDEBilbao

Lánguido en el primer tiempo y en ebullición durante la segunda mitad, el Athletic remontó ante el Hertha de Berlín y sigue muy vivo en la Liga Europa, un torneo que siempre ilusiona en Bilbao. Hicieron falta mucho sudor, sufrimiento, dos penaltis transformados con suspense por Aritz Aduriz, que ya suma siete goles en esta competición desde las rondas previas, y el tanto muy festejado de Iñaki Williams para que el equipo del Cuco Ziganda consumara una victoria heroica que le deja como segundo de un grupo loco. Mientras los teutones ya están sorprendentemente eliminados, a los rojiblancos les sirve con un empate en feudo del Zorya ucraniano para alcanzar los cruces.

Para tratarse de una final anticipada entre los dos equipos que partían como claros favoritos a priori pero se fueron complicando la existencia, el Athletic no salió como es debido. Si los 'leones', que no son precisamente un dechado de virtudes técnicas, no disputan cada balón como si fuera el último, se quedan en un equipo menor. Y si hay algo que San Mamés no les perdona a sus jugadores es verles que no den siempre el máximo. De ahí que se escucharan tímidos silbidos durante el primer acto y entusiastas aplausos y sentidos cánticos de ánimo en el segundo período.

Ziganda, al que se le observa muy inquieto y preocupado en el banquillo, premió con la titularidad a Mikel Rico y a Aketxe, dos jugadores que destacaron en la buena reacción de los vascos en el duelo del pasado fin de semana ante el Athletic. Ambos pidieron a gritos una oportunidad y el Cuco se la brindó. Sin embargo, ninguno respondió a las expectativas saliendo desde el inicio en un once sin el navarro Raúl García, un experto en Europa porque compitió como pocos con el Atlético en Champions.

3 Athletic

Herrerín, Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga, San José (Iturraspe, min. 46), Mikel Rico, Williams, Aketxe (Susaeta, min. 56), Córdoba (Raúl García, min. 79) y Aduriz.

2 Hertha

Kraft; Weiser, Langkamp, Rekik, Plattenhardt, Lustenberger, Maier, Leckie (Esswein, min. 72), Lazaro (Ibisevic, min. 79), Mittelstadt y Selke.

Árbitro:
Paolo Tagliavento (Italia). Mostró amarilla a Selke, Laporte, Aduriz, Etxeita.
Goles:
0-1: min. 26, Leckie. 1-1: min. 34, Aduriz, de penalti. 1-2: min. 35, Selke. 2-2: min. 65, Aduriz, de penalti. 3-2: min. 82, Williams.
Incidencias:
Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Europa en el grupo J. Lejos del lleno en San Mamés, con presencia de unos 3.000 hinchas alemanes.

Los germanos, mejor dispuestos y con muchos espacios para penetrar por las bandas, ya que ni Lekue ni Balenziaga recibían las ayudas necesarias, llegaron enseguida hasta los dominios de Herrerín. El portero estuvo inmenso para abortar tres claras ocasiones de gol. Salvó con el pie un remate a bocajarro y minutos después se lució primero en un mano a mano ante Selke y luego al desviar el tiro de Lustenberger. Nada pudo hacer ya el meta para sacar el enorme testarazo del australiano Leckie que abrió el marcador. Cuando a un equipo le marcan un gol centrando un extremo y rematando el otro, no hay duda de que la jugada está fatal defendida.

Cambio radical

Tuvieron los bilbaínos la fortuna de meterse pronto de nuevo en el choque, merced a un penalti que se supo buscar Iñaki Williams con un bonito reverso, tipo baloncesto. Lo lanzó Aduriz fuerte, raso y con éxito, aunque Kraft le adivinó la intención. Pero a la hinchada local casi no le dio tiempo ni de sentarse tras la celebración, ya que en otra jugada rapidísima volvió a marcar el Hertha nada más sacar de centro. Esta vez, el cabezazo inapelable fue de Selke, delantero de gran velocidad que ya se midió a España en la final del Europeo sub-21.

La puesta en escena del Athletic cambió de manera radical tras el descanso, ya con Iturraspe y Susaeta en lugar de San José y Aketxe. Ya se vio a ese equipo aguerrido que encierra a sus rivales y levanta y enciende a su público. No había brillo pero sí ese ímpetu que siempre caracterizó a los vizcaínos. Aduriz rozó el gol en un cabezazo, Susaeta a punto estuvo de anotar un gol olímpico, Etxeita desvió con la espuela un disparo de Rico y después llegó el segundo penalti por clara mano del capitán Langkamp. Aduriz volvió a marcar, aunque otra vez Kraft estuvo a punto de detenerle el disparo. A 11' del final, Ziganda introdujo a Raúl García para tratar de consumar la remontada. Y esta llegó poco después tras un pase de Balenziaga y el toque certero y oportuno de Williams, que no había tenido su mejor noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos