Fútbol

Europa League

Dieciseisavos | Ida

El Athletic encuentra tres goles de oro en Moscú

Aduriz, en la acción que significó el primer tanto del Athletic. /
Aduriz, en la acción que significó el primer tanto del Athletic.

El cuadro vasco completa un ejercicio de efectividad en la primera mitad y encamina su clasificación para los octavos con dos goles de Aduriz y uno de Rico

J. REKALDEMoscú/Bilbao

Tres remates entre los tres palos, tres goles. Pleno de efectividad para un Athletic que encontró un botín en Moscú, tres goles de oro para poder superar esta ronda de Dieciseisavos y seguir soñando con una competición que es lo único que ilusiona a la afición de San Mamés tras una campaña muy gris en Liga y la decepcionante eliminación copera ante el Formentera. La eliminatoria está muy encarrilada para los vascos, que llegaron al descanso con una ventaja bastante ficticia. Los leones no ofrecieron buen juego, pero demostraron una pegada inusitada, confirmando que la dupla Aduriz y Raúl García les mantiene muchos días en el más alto nivel competitivo. El navarro dejó con un pase mano a mano al eterno ariete, que tras regatear al meta y envió un tiro cruzado cuando empezaba a quedarse sin ángulo. No serán los más rápidos ya que la edad no perdona, pero su experiencia es un grado en este tipo de compromisos.

Fabricaron el primer gol en Moscú, donde cayó nieve en algunos momentos, apenas unos segundos después de que Glushakov rozase el primero del Spartak pero se topó con Herrerín. Esa parada fue psicológica. El meta recuperó la titularidad y demostró con su rendimiento, igual que en las semanas del culebrón Kepa, que merece los minutos disputados. El 0-1 espoleó a los locales, que tomaron la iniciativa desde el primer minuto y rozaron el empate en una chilena de Luiz Adriano, tras un choque entre Yeray y Herrerín, y un disparo del propio Glushakov que acabó en el palo tras rozar en Etxeita. Los bilbaínos, muy nerviosos, sufrían para hilvanar dos pases seguidos pero los rechaces también se aliaron con ellos. Un golpe franco botado por Susaeta le quedó muerto a Aduriz que superó a Rebrov con un toque sutil. El punta, de 37 años, suma ya diez tantos en la Liga Europa y con este doblete ha ascendido a la cuarta plaza del ránking de goleadores históricos de esta competición, por delante de Muller (28) y se queda a uno de Falcao (31).

1 Spartak

Rebrov, Eshchenko, Tasci, Kutepov, Kombarov, Fernando Lucas, Glushakov (Hanni, min. 75), Zobnin, Melgarejo (Zé Luis, min. 57), Promes y Luiz Adriano.

3 Athletic

Iago Herrerín, De Marcos, Yeray, Etxeita, Lekue, Mikel Rico, Iturraspe, Susaeta (San José, min. 69), Williams (Sabin Merino, min. 82),, Raúl García y Aduriz.

Goles:
0-1: min.21, Aduriz. 0-2: min.38, Aduriz. 0-3: min. 45, Rico. 1-3: min. 59, Luiz Adriano.
Árbitro:
Benoit Bastien (Francia). Mostró amarilla a Raúl García, Kutepov, Etxeita, Zobnin, Luiz Adriano.
Incidencias:
Partido de ida de dieciseisavos de final de la Liga Europa, disputado en el Stadion Spartak (Otkrytie Arena). Unos 45.000 espectadores, de 300 seguidores vascos.

Antes del descanso, una arrancada de Williams por banda supuso un despeje erróneo de la zaga local, la bola quedó muerta para el caluroso Mikel Rico, único en manga corta y sin guantes del duelo pese a los 10 bajo cero, que aunque remató mordido se encontró con que el defensa Kutepov no fue capaz de despejar la pelota sobre la línea. 0-3 y ver para creer, ya que era una ventaja para poner pie y medio en los octavos de un torneo en el que no comenzó nada bien, con dos puntos en los primeros tres partidos de la primera fase.

Por eso, consciente del botín, Ziganda afrontó la segunda parte con idea de conservar el primer triunfo desde el 7 de enero. Desde entonces había encadenado cinco partidos en Liga sin triunfo y ganar era vital. Pese a las insistentes llegadas locales (llegaron a ser una veintena los disparos de los rusos), sólo Luiz Adriano, a pase de un buen pase de Glushakov, fue capaz de superar a Herrerín, que evitó el 2-3 a un cuarto de hora del final. Rico también rozó el gol, pero se le fue cruzado sin que la llegara a tocar Rebrov. En la prolongación Sabin Merino tuvo la sentencia, tras un pase filtrado de Iturraspe, pero en su mano a mano remató directo ante el meta local y se fue lamiendo el poste. En Moscú parecía cuestión de mandarla entre los tres postes. Las veces que lo logró el Athletic, que no llegó a completar ni 200 pases correctos, sumó un gol. Los más optimistas recuerdan que en 2012 ,con Marcelo Bielsa en el banquillo, el Athletic también arrancó en Moscú las eliminatorias a doble partido y llegó a la final del torneo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos