Fútbol

Larrea: «Me siento capaz de que la Federación elimine vicios para 2020»

Juan Luis Larrea dirige ahora las riendas de la Federación.
Juan Luis Larrea dirige ahora las riendas de la Federación. / EFE

El sustituto de Villar asegura que no tiene «ningún apego» al cargo, pero pide que «por el bien del fútbol» su equipo y él puedan finalizar este mandado

ÁLVARO VICENTE

Un día después de que, tras una reunión con el Consejo Superior de Deportes y los presidentes de las territoriales, se haya acordado pedir a Villar que dimita, Juan Luis Larrea (San Sebastián, 1953) se muestra esperanzado en que la hoja de ruta trazada devuelva la tranquilidad al fútbol español, sin necesidad de un tutelaje del CSD, que «no sería bien visto por los organismos internacionales».

- ¿Le ha trasladado a Villar lo acordado en esas reuniones del martes?

- Nuestra pretensión es hacerlo después de la reunión de la junta directiva del día 6 de septiembre. Explicarle cuál es el escenario y dejar que sea él el que exponga los motivos de su no cese, de su no dimisión hasta ahora. Seguro que lo suyo no es una cabezonería y tiene sus motivos.

- ¿Villar va a dimitir?

- De verdad que no lo sé, pero hoy mismo (por ayer) me decían que ningún abogado le recomendaría dimitir. La respuesta solo la tiene él. Supongo que estará pendiente de que se levante el secreto de sumario, ver de qué se le acusa y entonces tomar una dirección u otra. Intuyo que no va a dimitir, aunque podría cambiar de opinión después de las reuniones que tendremos con él en los próximos días. Quizás a partir del domingo podría conocerse su postura.

- La previsión era que este pasado lunes se levantara el secreto de sumario. ¿Por qué se retrasa?

- Parece que se hará público este viernes. Serán miles de páginas.

- ¿Cómo ve usted a Villar?

- Ahora está mal, moralmente abatido. El día que salió de la cárcel, que es cuando le vi, estaba bien, contando un poco todas las peripecias que pasó, pero luego ha ido a menos y lo está pasando mal. Se está encontrando solo. Ve que los presidentes de territoriales están tomando una postura diferente y está muy tocado. Es un hombre que ha dedicado su vida al fútbol, desde futbolista a dirigente de UEFA y FIFA, y ha terminado en la cárcel. Eso es muy duro.

- ¿No es más sano que dimita?

- Si dimite se abrirá un proceso electoral y si no lo hace tendremos una moción de censura, que no se podría presentar antes del 22 de noviembre, que es cuando se cumplen seis meses desde que empezó todo esto.

- Para que haya una moción tiene que haber un candidato. ¿Intuye quién podría presentarse?

- Seguro que hay uno, Luis Rubiales -presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)-, al que por cierto no quieren la Liga, el estamento de entrenadores, árbitros y diferentes presidentes territoriales. No sé si tendría apoyos suficientes.

«Villar está mal, pendiente de que se levante el secreto de sumario para decidir si dimite o no» Estado de ánimo

- Si Villar no dimite, el presidente del CSD, José Ramón Lete, está decidido a desplazar funcionarios a la Federación para tutelar la moción de censura. ¿Estaría de acuerdo?

- No queremos el intervencionismo del CSD porque en la Federación ahora mismo hay total normalidad. En este momento estoy en ‘modo multifunción’ haciendo de presidente, tesorero, delegado de la selección y atendiendo todas las reuniones con el CSD y los presidentes de las territoriales. Llegado el caso, si fuera necesario, siempre tenemos la opción de que nuestros tutores sean UEFA y FIFA, organismos a los que estamos adscritos y que, por ejemplo, estuvieron presentes en la última asamblea. A ellos tampoco les agrada que sea el CSD el que intervenga.

Rubiales, enfadado

- ¿Usted se marcharía con Villar o está dispuesto a seguir en el cargo?

- No tengo ningún apego al cargo, pero si Ángel dimite y se convocan elecciones estaría dispuesto a presentarme como candidato único por el bien del fútbol y la Federación. Para llegar a ese punto primero se debería adoptar la decisión en una junta directiva, se plantearía un calendario electoral y, si no hay otros candidatos como estaría acordado, yo acabaría la legislatura. Pasaría a ser presidente electo y no en funciones.

- Visto desde lejos, con la marejada que hay y el cruce de declaraciones a diario, parece difícil que no haya más candidatos.

- Ahora hay una persona que quiere el cargo: el presidente de la AFE. Ha mostrado interés y en su día Ángel llegó a hablar con él para que fuera el continuador.

- ¿Entonces?

- Habría que ver qué apoyos tiene. Su llegada no sería positiva para nadie en este momento.

- ¿Por qué?

- Porque entendemos que esta legislatura hay que acabarla, hacer frente a todos los asuntos que hay encima de la mesa y hacer que la imagen de la Federación sea inmaculada, eliminando vicios adquiridos para 2020. Me siento capaz de conseguirlo. Si además los resultados deportivos nos acompañan...

- ¿A qué asuntos se refiere?

- A trabajar por el fútbol. Nos viene un dinero extra que no teníamos hasta ahora por parte del decreto de licitación de los derechos televisivos que nos permitirá seguir trabajando por el fútbol base como siempre hemos hecho, seguiremos trabajando para dar unidad al CSD, Liga, federaciones territoriales... Esa sería mi propuesta y en 2020 que entre el que quiera cuando se convoquen elecciones en la primavera. Yo no me postulo para más tiempo. Este cargo es un privilegio y un orgullo pero no quiero pelear por una presidencia. Insisto en que no tengo ningún apego al cargo.

- Pero la realidad es que lleva más de treinta años siendo presidente de la Guipuzcoana y otros tantos como tesorero de la Española.

- Es cierto, pero también le digo que no tengo ningún interés en agarrarme a la silla. Soy el primero que considero que a la presidencia de la Española tiene que optar una persona más joven que yo y con otras ideas, pero pido que podamos hacer una transición ordenada. Hoy no hay esa persona capaz de lidiar este toro, quizás sí para 2020. Hay quien quiere ver en la Federación la cueva de Alí Babá y yo pido que se confíe en nosotros, estamos trabajando bien.

- ¿Ha hablado con Luis Rubiales?

- No. Es más, parece que está enfadado conmigo cuando hemos tenido siempre una excelente relación.

- ¿Qué le transmite Julen Lopetegui antes del partido ante Italia del próximo sábado?

- Está tenso, responsabilizado por la importancia del partido y, como todos, confiado en que el resultado sea positivo. El equipo está bien, con muchas ganas, sabedor de que Italia no lo va a poner nada fácil. El Bernabéu se va a llenar y esperamos un ambiente magnífico.

Fotos

Vídeos