Mercado

Españoles por Europa

Álvaro Morata, en un partido frente al Everton.
Álvaro Morata, en un partido frente al Everton. / Efe

Un gran número de futbolistas nacionales han abandonado el país rumbo a Gran Bretaña, Francia, Alemania y Turquía

JULIÁN ALÍAMadrid

La Liga española ha sufrido este verano la marcha de un alto número de jugadores nacionales hacia el extranjero, donde esperan obtener recompensas u oportunidades impensables en sus actuales equipos. Sorprendentemente, prácticamente todos los equipos fueron capaces de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes en este período en el que el F.C. Barcelona fue incapaz de retener a su estrella brasileña Neymar.

Más información

El delantero madrileño ex del Real Madrid, Álvaro Morata, se posicionó como el futbolista español más caro de la historia y partió rumbo a Londres para incorporarse a las filas del Chelsea, donde debutó con derrota en la Community Shield tras fallar un penalti en la tanda, pero se redimió en la competición liguera con dos goles y dos asistencias en tres partidos. Las cuatro acciones, cómo no, de cabeza. Su llegada se llevó a cabo tras la negativa de Romelu Lukaku, que ya es el máximo goleador de la Premier League con el Manchester United. Morata llega a Stamford Bridge para paliar la marcha de un Diego Costa que sigue en el equipo y que no parece conseguir las incorporaciones deseadas, aumentando el enfado de su entrenador, Antonio Conte. El italiano considera que su equipo se ha debilitado por las salidas y no se ha reforzado al nivel de los competidores entre ellos, un Manchester City que curiosamente ha soltado, entre otros, a los españoles Nolito y Jesús Navas.

En la misma competición, el Leicester consumó la llegada de Vicente Iborra. El valenciano abandonó el Sevilla para aportar poderío aéreo y gol, claves en la histórica temporada en la que logró el título bajo las órdenes del técnico italiano Claudio Ranieri. Además, el centrocampista canario Roque Mesa significó la venta más abultada de la historia de Las Palmas. La entidad ingresó unos 12,5 millones de euros procedentes del Swansea e intentará mitigar su marcha con la estancia de Vitolo hasta final de año, cedido por el Atlético en una operación compleja.

Una de las revelaciones de la pasada temporada, Sandro Ramírez - el canterano del Barça a préstamo en Málaga-, también optó por la Premier League tras desestimar su fichaje por el Atlético de Madrid. Tras su gran año en el La Rosaleda, intentará ayudar al Everton a asentarse en la zona alta de la tabla. Por su parte, el delantero gallego Joselu, acostumbrado a militar cada campaña en un equipo distinto, no perderá la costumbre y, tras su última temporada en el Deportivo de la Coruña, ya hace lo propio para el Newcastle de Rafa Benítez, donde en tan solo 110 minutos de liga ha conseguido anotar un gol.

Por último en tierras británicas, el que fuera uno de los mejores jugadores de la temporada pasada en Segunda División con el Huesca, Samu Sáiz, ya cuenta con cántico personalizado por cortesía de los aficionados del Leeds United, donde en tan solo 6 partidos ha logrado 5 goles, 'hat-trick' incluido, y una asistencia.

El gol nacional emigra

La Ligue1 francesa ha agitado el mercado con la adquisición Yuri Berchiche, lateral que brilló en la Real Sociedad, que fue uno de los primeros fichajes del faraónico proyecto del PSG. El club parisino adquirió sus derechos por unos 18 millones de euros para que se dispute el carril izquierdo con Layvin Kurzawa. Otro delantero que abandonó la disciplina del Real Madrid fue Mariano Díaz. Desde las oficinas del Olympique de Lyon parecían tener muy claro que el sustituto del internacional francés Lacazette no era otro que el hispanodominicano. De momento, 3 goles en 4 partidos para el ex madridista, que aún sueña con poder ser internacional con España.

También acabó en Francia el prometedor extremo Jordi Mboula, uno de los nominados al mejor gol de la temporada de la UEFA, que abandonó el F.C. Barcelona rumbo al Mónaco, un club que ha vivido una importante fuga de jugadores así como una increíble inyección de capital. Allí se encontrará con Keita Baldé, gerundense de nacimiento pero internacional senegalés, que dejó la Lazio por el principado monegasco.

La liga alemana también se fijó en el mercado español. El Wolfsburgo abonó una cifra cercana a los 15 millones de euros para hacerse con los servicios del mediocentro Ignacio Camacho, que llevaba en el Málaga desde 2011. También se encuentran en Alemania los centrales Jorge Meré (Colonia) y Pablo Insua (Schalke 04), procedentes del Sporting de Gijón y del Deportivo de la Coruña, aunque el gallego militó cedido en el Leganés la última campaña.

Por su parte, la liga turca, que se ha hecho con jugadores importantes en este último tiempo, también fijó su objetivo en España, donde ha conseguido reclutar a los internacionales Roberto Soldado y Álvaro Negredo (que llegó a ganar la Euro 2012), ambos canteranos del Real Madrid y con experiencia en Primera División, que se reencontrarán en Turquía con el Fenerbahce y el Besiktas respectivamente.

Fotos

Vídeos