Envían a prisión por narcotráfico al ultra del Betis que agredió a un hombre en Bilbao

Manuel H. P. realiza el saludo nazi en la Plaza Nueva, en abril de 2017. / EL CORREO

Manuel H. P. se encargaba de labores de descarga y trasporte de los alijos llevados a cabo por la organización compuesta por al menos 13 personas

S. JIMÉNEZ

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Coria del Río (Sevilla) decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para seis de los 13 detenidos en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra el tráfico internacional de drogas desarrollada en las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva y denominada ‘Tornado-Afluente’. Entre ellos, el ultra del Betis que, en abril del año pasado, agredió a un hombre en la Plaza Nueva de Bilbao.

De otro lado, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Coria dejó en libertad con la obligación de comparecer en el Juzgado los días 15 de cada mes a otros seis de los 13 detenidos. En total son doce los que pasaron a disposición judicial y se acogieron a su derecho constitucional a no declarar, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Según la citada fuente, el magistrado, dentro de la investigación contra una organización criminal dedicada al narcotráfico de hachís, que se encuentra bajo secreto de sumario, ordenó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de seis personas por presuntos delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales y robo con fuerza en embarcaciones y vehículos.

Entre estas seis personas se encuentra Manuel H.P, un varón vinculado a formaciones de ideología radical, en concreto, a Supporters -grupo ultra del Real Betis-, y con numerosos antecedentes relacionados con delitos contra el patrimonio y el orden público principalmente. En este sentido, cabe recordar que la juez de Instrucción número 3 de Sevilla dejó en mayo de 2017 en libertad provisional a este varón tras ser detenido en Benacazón por presuntamente agredir a un hombre en Bilbao antes del partido de fútbol entre el Athletic y el Betis, y le prohibió participar en redes sociales y fuentes abiertas, además de ordenarle abandonar Sevilla. Además, ya contaba con la medida cautelar de no acercarse a Sevilla acordada por el Juzgado de Instrucción número 2 tras una agresión homófoba. En teoría, realizaba labores de descarga y transporte de los alijos llevados a cabo por la organización criminal.

Según informaron la Policía Nacional y la Guardia Civil, la operación se inició en marzo cuando agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Sevilla y la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional de Sevilla tuvieron conocimiento de la posible existencia de una organización criminal dedicada a transportar droga desde el litoral africano hasta la costa occidental andaluza y el Guadalquivir.

Seis armas de fuego

Esta organización, muy jerarquizada y con funciones bien definidas, estaba dirigida por dos conocidos narcotraficantes del Aljarafe sevillano. Se encontró una plantación de marihuana, 20.000 euros en efectivo, seis armas de fuego real, varios vehículos y diferentes efectos y documentación para su análisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos