Un ejemplo de deportividad en un partido de benjamines de Bizkaia

El Baskonia Fe marca un gol mientras uno de los niños del Lauaxeta estaba en el suelo llorando y entonces ocurre algo que arranca los aplausos de los presentes

BEATRIZ GARNÁNDEZ

Un partido de categoría Benjamin 2009 entre el Baskonia Fe y el Lauaxeta Ikastola ha conseguido enseñar los valores de deportividad y juego limpio a los niños. Faltaban 6 minutos para el final del partido y el resultado era 5-3 favorable al Baskonia Fe. En una jugada de ataque del equipo de Basauri, uno de los niños del Lauaxeta cae al suelo y se queda tendido llorando. Tras varios rechaces, consiguen anotar un gol.

El árbitro del partido decide acercarse para comprobar el estado del niño y en esos momentos, Endika y Asier, los entrenadores del Baskonia Fe le dicen a sus jugadores que se queden quietos y se acercan al jugador de Lauaxeta para decirle que marque gol. «A estas edades lo importante son los valores y los niños, se mira más que puede tener el crío tras el golpe que el resultado», resalta Aitor Martínez, director depotivo del Baskonia Fe.

Más información

Una acción que culminó con el aplauso de los asistentes al partido. «Esto nos hace estar orgullosos de los valores que queremos transmitir de lo que es el deporte, que es una buena forma de enseñar a los niños desde pequeños», dice Martínez. Tras esta decisión de los entrenadores, los niños del conjunto local no se lo podían creer, estaban confusos, pero acabaron entendiendo que eso era deportividad. «Si hubiese sido al revés a ellos les hubiera gustado que el otro equipo hiciera lo mismo», reconoce Martínez.

En la categoría Benjamín militan niños de 8 y 9 años. «El deporte escolar es complicado, siempre quieren ganar y hay que inculcar también lo que significa deportividad. Hay que intentar que estos gestos se repitan más a menudo en el mundo del fútbol para crear buenas personas», señala Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos