Días de furia en el fútbol europeo: una pistola, once cruces e invasiones de campo

Días de furia en el fútbol europeo: una pistola, once cruces e invasiones de campo

El pasado fin de semana se han producido varios incidentes violentos. Con el Mundial de Rusia a las puertas, la FIFA ha advertido que sancionará a los países que no controlen a sus ultras

Jon Garay
JON GARAY

Los campos de fútbol de Europa han vivido un auténtico fin de semana de furia. Grecia, Alemania, Francia e Inglaterra han padecido diversos episodios de violencia que han activado nuevamente todas las alertas. El caso más grave tuvo lugar en el país heleno, con el presidente del PAOK saltando al césped con una pistola para amenazar al árbitro del partido que enfrentaba a su club con el AEK de Atenas. La reacción de las autoridades ha sido suspender la Liga. En el país teutón, ultras del Hamburgo, casi condenado al descenso, han amenazado a los jugadores del club con once cruces y con una pancarta de mensaje inequívoco: «¡Ha llegado vuestra hora! ¡No podréis escapar!». Finalmente, en Francia e Inglaterra se han producido invasiones de campo por parte de los aficionados de Lille y West Ham. Con el Mundial de Rusia a las puertas, en el que se teme tanto por la seguridad ante posibles atentados como los posibles enfrentamientos entre las hinchadas, la FIFA ha advertido que sancionará a los países que no controlen a sus ultras.

Grecia

El presidente del PAOK salta al césped con una pistola

El presidente del PAOK saltó al césped con una pistola.
El presidente del PAOK saltó al césped con una pistola. / Afp

Ivan Ignatyevich Savvidis es uno de esos magnates rusos que han sacado sus abultadas billeteras para comprar clubes de fútbol. Lo hizo en Rusia (Rostov, SKA Rostov y el Viktor Poneddelnik) y pasó en 2012 a Grecia para hacerse con el PAOK. Nacido en Georgia en 1959, sargento del ejército y doctor en Económicas, es ciudadano honorífico heleno por sus numerosas inversiones en el país. Sus negocios, que en 2013 le situaron como el 30º ruso más rico según la lista Forbes, van desde la industria cárnica hasta el tabaco, los hoteles y los medios de comunicación (es dueño de dos periódicos y una televisión). Bien relacionado con Putin, llegó a ocupar un escaño en la Duma rusa.

Todo este currículum no le había hecho trascender más allá de Grecia, Rusia y el mundo financiero hasta que este domingo decidió saltar al césped del partido entre su club y el AEK de Atenas con una pistola en la cintura. Los hechos ocurrieron en el minuto 90 cuando el árbitro ordenó anular el tanto del conjunto local. Savvidis y sus guardaespaldas irrumpieron en el terreno de juego, lo que obligó al colegiado amenazado a suspender el encuentro. La reacción de las autoridades ha sido ordenar su detención y suspender sine die la Liga griega. Se da la circunstancia de que hace apenas unos días, el 25 de febrero, el PAOK se vio envuelto en otro episodio de violencia: en el partido contra el Olympiakos, el técnico Óscar García, el exjugador del Barcelona y Valencia entre otros, recibió el impacto de un rollo de papel en el rostro por el que tuvo que ser hospitalizado. El equipo de Savvidis fue castigado con la retirada de los tres puntos. El 5 de marzo se había decidido dar marcha atrás a esta decisión.

Alemania

Once cruces de los ultras del Hamburgo

Las once cruces junto a la pancarta con el mensaje «¡Ha llegado vuestra hora!¡No podréis escapar!»
Las once cruces junto a la pancarta con el mensaje «¡Ha llegado vuestra hora!¡No podréis escapar!» / Twitter

Alemania también ha sido estos últimos días escenario de la violencia radical. En este caso, el club afectado ha sido el histórico Hamburgo, el único que ha participado en todas las ediciones de la Bundesliga. Tras caer el sábado por 6-0 ante el Bayern de Múnich, los jugadores se encontraron en el entrenamiento del domingo con once cruces y una pancarta con un mensaje no menos amenazador: «¡Ha llegado vuestra hora! ¡No podréis escapar!». El club hanseático ocupa la última posición en la Bundesliga a seis puntos de las posiciones que le permitirían eludir la pérdida de la categoría.

Francia

Invasión de campo en Lille

Los ultras del Lille amenazaron a sus jugadores.
Los ultras del Lille amenazaron a sus jugadores. / Afp

Francia también vivió su episodio de violencia este fin de semana. Alrededor de 100 ultras del Lille, el equipo que despidió a Marcelo Bielsa y que marcha penúltimo en la clasificación, invadieron el campo para golpear a los jugadores de su equipo, que tuvieron que ser escoltados a los vestuarios, este sábado tras el pitido final en el empate 1-1 ante el Montpellier. «No puedo aceptar que jugadores de mi equipo hayan sido agredidos. Hay límites que no se pueden superar. Yo estaba ya en el vestuario, pero hubo jugadores que tuvieron miedo. Somos un grupo bastante joven y no vemos todos los días imágenes como estas», aseguró el centrocampista del Lille Yassine Benzia. La Liga francesa ya ha anunciado que investigará lo ocurrido y podrían cerrar el estadio del club.

No es la primera vez que ocurre un hecho semejante en el país galo, que cuenta con algunos de los radicales más peligrosos de Europa, como los ultras del Olympique de Marsella o del PSG. El 16 de abril de 2017, el encuentro entre el Bastia y el Lyon tuvo que ser interrumpido cuando ultras del equipo local atacaron a los jugadores lyoneses.

Inglaterra

Invasión de campo en Londres

Uno de los aficionados del West Ham que saltó al campo.
Uno de los aficionados del West Ham que saltó al campo. / Reuters

Un hecho similar tuvo lugar en el estadio del West Ham, en Londres. Tras tres derrotas consecutivas que les han situado a solo tres puntos de los puestos de descenso, los hinchas locales no contuvieron su animadversión hacia los propietarios, David Gold y David Sullivan, durante el partido ante el Burnley. En el transcurso del mismo, que acabó con en un contundente 0-3, los hinchas saltaron al campo e incluso el capitán del equipo tuvo que reducir a uno de ellos. La presión hizo que los dueños abandonaran el palco. La razón del descontento, además de la mala situación clasificatoria, la decisión de estos de trasladar al equipo del viejo campo de Upton Park al estadio olímpico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos