Situación financiera

La deuda del fútbol con Hacienda desciende a los 200 millones de euros

Miguel Cardenal (2i), anterior secretario de Estado para el Deporte. /G20Plubilsport
Miguel Cardenal (2i), anterior secretario de Estado para el Deporte. / G20Plubilsport

El anterior secretario de Estado para el Deporte reivindica la figura del exministro Wert, «que tuvo coraje político» y «lo primero que dijo es que los clubes tenían que pagar»

AMADOR GÓMEZMadrid

La deuda del fútbol con Hacienda ha descendido hasta los 200 millones de euros, «y la mayoría es por concurso de acreedores», según aseguró este jueves LaLiga a través de su secretario general, Carlos del Campo, cuando al cierre de 2011 ascendía a 752 millones, de los cuales 673 correspondían a los clubes profesionales. Además de continuar rebajando su deuda con la Agencia Tributaria, el fútbol profesional presentó en la temporada 2015-2016 beneficios por cuarto año consecutivo (unos 150 millones), según los datos facilitados también este jueves por el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete. El endeudamiento de los clubes de Primera y Segunda División con el fisco ha experimentado una reducción del 13,9% con respecto a hace dos años «y continúa la progresión descendente», se congratuló Lete, mientras que su predecesor en el cargo, Miguel Cardenal, reivindicó la figura del exministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, «que lo primero que dijo que había que hacer cuando llegó al cargo (en diciembre de 2011) es que el fútbol pagase la deuda con Hacienda».

«No hubo amnistía ni plan de saneamiento para la deuda con Hacienda, sino que él tomó medidas que requerían coraje político y hubo un convenio con LaLiga que tenía mucho riesgo», destacó Cardenal en alusión a Wert durante la jornada ‘Sociedades Anónimas Deportivas: 25 años de vida’ celebrada en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid. Otro exsecretario de Estado, Javier Gómez Navarro, actor principal durante la conversión de los clubes en SAD en 1992, reconoció que «en aquella época, en la que había gente con mucho dinero negro que utilizaba los palcos para hacer negocios, influyó el problema de los nacionalistas para que el Barcelona y el Athletic fueran dos de los cuatro clubes que no se transformaran en sociedades anónimas». También desveló que «salvo clubes como el Valencia, la mayor parte de los socios no pusieron casi nada de dinero».

«El problema con los nacionalistas (Convergència i Unió y PNV) coincidió con que el Barcelona y el Athletic no tenían deudas. Los otros dos que no se convirtieron (Real Madrid y Osasuna) fue por buena gestión, aunque el Real Madrid no se opuso a ser SAD, como tampoco la Real Sociedad, que estaba en quiebra. En el PNV pesa mucho más Vizcaya que en el resto de provincias y el Athletic tenía una identidad vasca para continuar siendo club», subrayó Gómez Navarro, para quien «el Madrid y el Barça son dos máquinas de hacer dinero y van bien aunque se gestionen mal».

«Palmando pasta a mansalva»

Sin embargo, con vistas al futuro del fútbol profesional, Gómez Navarro aventuró que «los derechos de televisión no van a seguir creciendo porque todos los que los compran están palmando pasta a mansalva» y advirtió del peligro de vender en el extranjero al mejor postor. «Hace dos años la Liga española era la más vista en China, pero LaLiga vendió allí los derechos, no a quien tenía mayor audiencia, sino a quien ofrecía más dinero, por lo que ha bajado al cuarto puesto», lamentó el secretario de Estado artífice de la Ley del Deporte de 1990 «que ya es necesario modificar», tal y como admite el actual presidente del Consejo Superior de Deportes. «Espero que en próximas fechas podamos tener ya un borrador de ley para empezar a discutir y a consensuar. Me gustaría que fuera, como la de 1990, muy participada», señaló Lete, para quien «es excesivo calificar de fracaso las SAD, pero la mala gestión y las contrataciones desorbitadas deben ser deshechadas del fútbol».

Mientras aumenta el pesimismo con respecto a los derechos de televisión y también la posibilidad de que Amazon, Facebook y Netflix se apunten al negocio del fútbol y entren en la puja para hacerse con ellos, la venta centralizada, «con un reparto equitativo», permitirá ingresar 1.700 millones de euros esta temporada, «prácticamente el doble que la anterior», según subrayó el secretario general de LaLiga que participó en una de las mesas redondas organizadas por G2OPublisport.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos