Polémica

Críticas a Neymar por su particular homenaje a Stephen Hawking

Neymar, durante un partido del PSG. /Benoit Tessier (Reuters)
Neymar, durante un partido del PSG. / Benoit Tessier (Reuters)

El brasileño desata la controversia al colgar una imagen suya en silla de ruedas para recordar al astrofísico

COLPISA / AFPRÍO DE JANEIRO

El futbolista brasileño Neymar, que se repone de una operación en el quinto metatarsiano del pie derecho, ha sido blanco de una oleada de críticas tras compartir una foto en la que posa en su silla de ruedas para homenajear al astrofísico británico Stephen Hawking, fallecido este miércoles después de años combatiendo una enfermedad degenerativa.

"Tienes que tener una actitud positiva y sacar lo mejor de la situación en la que te encuentras - Stephen Hawking", escribió Neymar en Twitter, citando una frase del científico que vivió décadas postrado en una silla de ruedas. Acompañando el texto, el astro del París Saint-Germain compartió una imagen tomada en el patio de la lujosa casa de la costa de Río de Janeiro, donde se recupera de su lesión, en la que aparece sentado en su silla de ruedas y su pie derecho elevado. Más tarde, Neymar colgó varios vídeos en Instagram donde, ya sin la silla, se le ve levantar pesas en un gimnasio, como parte de su entrenamiento para volver a los terrenos de juego.

"Chico, así es difícil defenderte", escribió en Twitter un usuario. "Es el colmo del egocentrismo asociar la muerte de Hawking con uno mismo. La situación temporal de Neymar en silla de ruedas es profundamente menos grave que la situación de por vida que tuvo Hawking. Estoy seguro de que Neymar no quería hacer daño, pero, por favor...", dijo también en esa red Grant Wahl, reportero de la revista 'Sports Illustrated'. "Con la muerte de Stephen Hawking, Neymar es, de hecho, el hombre en silla de ruedas más importante del mundo", ironizó la brasileña Ruth Romcy.

El hombre que desafió todos los pronósticos

Hawking, el científico más popular del mundo, falleció a los 76 años en la ciudad de Cambridge, después de que su salud se hubiese deteriorado en los últimos meses.

Más información

El defensor de la teoría del Big Bang desafió el diagnóstico de los médicos que, en los años 60, le dieron sólo un par de años de vida al detectarle una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios. Esa enfermedad le fue dejando progresivamente paralizado, hasta el punto de que sólo podía comunicarse a través de un ordenador que interpretaba sus gestos faciales gracias al único músculo que controlaba, el de la mejilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos