Real Madrid

Cristiano le echa otro pulso a Florentino

Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez./Afp
Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez. / Afp

El portugués renovó hace un año hasta 2021, pero no soporta cobrar ahora casi un 70% menos que Messi y que su presidente flirtee con Neymar.

I. TYLKO/A. GÓMEZMadrid

Por encima del sexto título mundial conseguido por el Real Madrid, del histórico repóker de galardones festejados por el equipo de Zinedine Zidane en 2017 y de los 17 años que suma el club blanco sin perder una final internacional desde que en 2000 cayó ante Boca Juniors en la Copa Intercontinental, el triunfo ante el Gremio en Abu Dabi deja como principal asunto para el debate la situación de Cristiano Ronaldo.

Si el astro portugués asegura que le encantaría retirarse en el Real Madrid, su técnico reconoce que le renovaría ahora mismo y, a su vez, el presidente le destaca como el mejor jugador del mundo, la lógica aristotélica, y del sentido común, permiten colegir que el futuro de CR7 seguirá siempre ligado a la 'casa blanca'. Sin embargo, el silogismo no se cumple, al menos de momento, por diferencias económicas.

Tras conseguir su quinto Balón de Oro, marcar ya nueve goles en seis jornadas de la presente Liga de Campeones y ser decisivo en el Mundial de Clubes, Cristiano ha encontrado más argumentos para insistir en que merece ser valorado económicamente al menos como Leo Messi y Neymar. Aunque el crack de Madeira renovó hace poco más de un año hasta 2021, con un salario de 21 millones netos por temporada, esta cantidad es en torno a un 70% menor de lo que percibe el astro argentino tras su reciente renovación. Y todavía menos de lo que cobra Neymar tras su sonado fichaje del verano por el París Saint-Germain, procedente del Barcelona.

Cristiano desea que el Real Madrid le pague durante los próximos cuatro años los alrededor de 30 millones que, según se estima, deberá abonar a Hacienda por evasión de impuestos. También en este asunto se siente agraviado respecto a Messi. El luso dice que se siente feliz, pero le molesta que Florentino Pérez le haga guiños a Neymar y, lejos de descartar el fichaje del ex del Barcelona, flirtee con él. El máximo mandatario blanco llegó a decir en distintas entrevistas que Neymar tendría más facilidades de alcanzar el Balón de Oro si jugase en el Real Madrid y añadió que no sería «mala idea» contratarle.

Tras ser elegido mejor jugador de la final y Bota de Plata del Mundialito, superado por el croata Luka Modric, Cristiano lanzó un mensaje inequívoco a Florentino; «No tengo que hablar constantemente de mí; los números no engañan y hablan por sí mismos. No me falta motivación para seguir jugando y entrenando (...)», subrayó. «Sí es posible me quiero retirar en el Madrid, pero no depende de mí. Yo no mando en el club, sólo hago bien mi trabajo. Me gustaría, pero ya veremos. Ya sabéis quién manda», añadió.

Un mensaje compartido por Zidane: «Para nosotros es fundamental que Ronaldo se quede hasta el final. Esta es su casa y ojalá se retire aquí. Ya vemos lo que hace sobre el césped en cada partido», expresó el galo. «Cuestionar a Cristiano es cuestionar al Madrid y casi al fútbol. Siempre demuestra su ambición y marcará una época en el Real Madrid, igual que Di Stéfano marcó otra y a partir de ahí se creó un Madrid distinto», le piropeó, por su parte, Florentino. Pero el presidente duda de si sería una buena operación aumentar la ficha de un jugador de 32 años que ha firmado hasta los 36 y quiere seguir en activo hasta los 41.

Pagar a Hacienda

Cristiano renovó en noviembre del pasado año por cinco temporadas más, hasta 2021, con un sueldo de 21 millones limpios anuales. «Que quede bien claro que no será mi único contrato», aseguró entonces el portugués en el Santiago Bernabéu, donde Florentino Pérez ya expresó su deseo de que Cristiano continuase en el Real Madrid «hasta siempre».

El goleador portugués que costó 96 millones de euros en 2009 estará, como mínimo, 12 temporadas en el Real Madrid, por lo que prolongue o no su compromiso una vez más, será el fichaje galáctico más duradero, con el reparto de sus derechos de imagen al 50%. Investigado por presunto fraude fiscal de 14,7 millones, Cristiano descargó en sus asesores fiscales toda la responsabilidad de los delitos de los que se le acusa, pero pretende que el Real Madrid abone a Hacienda el dinero supuestamente defraudado y la correspondiente multa que se le pueda imponer.

También Messi se ha comprometido hasta 2021 con el Barça, aunque en el caso del argentino con un salario de 35 millones de euros netos por temporada y reservándose la explotación de sus derechos de imagen en exclusiva. Messi exigió al Barcelona una prima de fichaje de 100 millones de euros brutos (20 anuales) para recuperar lo que debió pagar a Hacienda por haber defraudado 4,1 millones y el coste que supuso para él el proceso judicial al que debió enfrentarse. Messi fue condenado a 21 meses de cárcel por tres delitos fiscales y debió abonar al fisco más de 30 millones, por lo que reclamó al club azulgrana la fórmula de la prima de fichaje para mejorar sus emolumentos anuales y recuperar el dinero pagado a Hacienda.

El Barça accedió a las pretensiones de Messi para colocar al argentino casi al mismo nivel salarial que Neymar, a quien el PSG paga 37 millones de euros anuales limpios después de haber desembolsado este verano una cifra récord de 222 millones por el crack brasileño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos