Un ultra detenido por la muerte del hincha de la Real Aitor Zabaleta apuñaló al aficionado del Atlético

Sanitarios atienden al aficionado del Atlético herido. AGENCIAS

La víctima dijo en el hospital quién era su agresor, al que ya conocía

EL CORREO

Ignacio Racionero, un ultra que estuvo detenido por la muerte del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1988, ha sido arrestado esta madrugada como presunto autor del apuñalamiento de un aficionado del Atlético de Madrid en las proximidades del Wanda Metropolitano. Fue la propia víctima quien dio su nombre al llegar al hospital: aunque en un primer momento declaró que había sido víctima de un atraco, cambió su versión y admitió conocer a Racionero con anterioridad.

El herido, de 22 añoa, que vestía una camiseta del Frente Atlético y cuya vida no corre peligro, fue agredido en las proximidades de un bar donde suelen reunirse aficionados del atlético, cerca de la estación de metro de Las Musas. Testigos vieron cómo, mientras dos miembros del Frente Atlético hablaban sobre fútbol, un hombre, sin mediar palabra, se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos. El arma blanca fue encontrada tirada en un parque infantil cercano a la boca de metro de la estación de Las Musas.

Racionero, que pertenece a la facción escindida del Frente Atlético Suburbios Firm, ha sido detenido a las 3.10 de la madrugada por Agentes de la Brigada de Información de la Policía Nacional, han informado fuentes de la investigación. El grupo del agresor fue expulsado del propio Frente Atletico por sus relaciones con los Ultra Sur del Real Madrid.

Ignacio Racionero figuró entre los 20 imputados por la juez por el apuñalamiento mortal de Aitor Zabaleta, ocurrido en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón el 8 de diciembre de 1998, poco antes del partido que enfrentó al Atlético de Madrid y a la Real. Asimismo, ha pasado diez años en prisión por atracos fundamentalmente a farmacias, según las fuentes consultadas.

Racionero fue calificado en el juicio por el responsable policial de Violencia Urbana como «el lugarteniente» que «siempre» acompañaba a Ricardo Guerra, el único condenado por la muerte del joven vasco. Guerra fue sentenciado en 2001 a 17 años de cárcel y la jueza ordenó que se investigara si también intervinieron en la muerte del seguidor donostiarra otras dos personas, entre ellas Ignacio Racionero.

Finalmente, la juez archivó la causa sobre los dos por entender que no había pruebas suficientes de su participación en la pelea que dio pie al apuñalamiento de Zabaleta, en la que intervinieron miembros del grupo ultra del Atleti 'Bastión 1903'. Guerra y otros diez miembros de 'Bastión' sí fueron juzgados en 2005 por desórdenes públicos y asociación ilícita en relación con los hechos que rodearon la muerte del seguidor de la Real Sociedad.

Su vida no corre peligro

Fuentes de la investigación consultadas han contado que el herido se llama Fernando, es de nacionalidad española, estaba indocumentado y aparentemente ebrio, según les informaron otros testigos. El herido ha sido operado en el Hospital de La Paz, y su vida no corre peligro pese a recibir tres cuchilladas en muslo, brazo y espalda, la última de carácter grave.

No es el primer incidente que se produce en las inmediaciones del Metropolitano esta temporada. De hecho, el pasado 20 de noviembre, durante el derbi madrileño entre el Atlético y el Real Madrid, un vigilante de seguridad del estadio rojiblanco perdió un ojo tras recibir un puñetazo por una persona, que posteriormente fue detenido, cuando pretendía entrar en las instalaciones cuando quedaban pocos minutos para la finalización del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos