Octavos | Vuelta

El Alavés supera sin apuros a un orgulloso Formentera

El Alavés supera sin apuros a un orgulloso Formentera

Demirovic, exjugador del RB Leipzig, volvió a anotar ante el cuadro balear tras hacer un doblete en la ida

EFE

El Deportivo Alavés superó sin apuros a un orgulloso Formentera con goles de Ermedin Demirovic y Alfonso Pedraza, 2-0, y se clasificó a los cuartos de final de la Copa del Rey con un 5-1 a favor en el balance global de la eliminatoria.

El conjunto balear, bien plantado, obligó a esforzarse a la escuadra vasca que se encontró con un rival correoso que demostró porqué llegó a los octavos de final de la competición copera tras eliminar al Athletic Club.

En el grupo de Abelardo Fernández destacaron los canteranos Víctor López y el búlgaro Ermedin Demirovic, además de un desacertado Rubén Sobrino que, a pesar de su empeño, no consiguió el premio del gol. El encuentro arrancó con los dos equipos comedidos cuando una fuerte granizada sorprendió a ambos contendientes en el terreno de juego.

2 Alavés

Sivera; Alexis, Ely, Laguardia, Diéguez; Torres, Medrán; Víctor López, Sobrino, Wakaso; y Demirovic (Pedraza, min.77).

0 Formentera

Chechu; Javi Rosa, Kiko, Bonilla, Agus (Samu, min. 75); Álvaro (Adrián Riera, min. 54), Gabri (Puertas, min. 67), Nando; Bruno y Juan Antonio.

Goles
1-0, min. 55: Demirovic. 2-0, min. 91: Pedraza.
Árbitro
Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Sin amonestados.
Incidencias
Partido de vuelta correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Mendizorroza ante 8.467 espectadores. El conjunto albiazul destinó la recaudación de la taquilla a cincuenta clubes convenidos.

La primera ocasión la protagonizó Rubén Sobrino en el minuto 8 que, en solitario, no acertó a dirigir un buen centro de Wakaso al punto de penalti y Chechu detuvo el balón sin problemas. Desde entonces el equipo vasco se hizo con el mando del encuentro, pero se topó una y otra vez con la buena colocación y sentido táctico del Formentera que impidió progresar a los babazorros.

El Formentera, con un equipo renovado y con novedades de Tito García Sanjuán, se estiraron tímidamente con un par de llegadas pasado el primer cuarto de hora, pero no consiguieron inquietar a Antonio Sivera.

El canterano del Glorioso Víctor López creaba peligro por la banda derecha del Alavés, pero sus centros al área no encontraban rematador, ante un Formentera que no tuvo prisa e intentó comenzar sus ataques desde atrás.

El visitante Álvaro Muñiz estuvo cerca de hacer el primer gol con un disparo en el minuto 25 que se fue cerca del palo izquierdo del guardameta albiazul, después de una larga combinación de la Sociedad Deportiva Formentera.

La respuesta llegó de forma inmediata desde las botas de Mubarak Wakaso, que con otro disparo desde fuera del área obligó a estirarse por abajo al portero formenterense para enviar el balón a saque de esquina. En el 29, una nueva internada de Víctor López, uno de los más activos, estuvo cerca de acabar en gol, pero Rubén Sobrino no consiguió impactar con el esférico en el área pequeña.

Una incursión de Bruno por la banda derecha generó una de las mejores ocasiones a favor del cuadro isleño, ya que el futbolista visitante buscó en el primer palo al Juan Antonio con muy buena intención, pero el delantero rojillo no acertó a rematar y el balón lo atajó Sivera.

Al filo del descanso, en el minuto 43, la referencia ofensiva local Ermedin Demirovic, más vigilado que en el choque de ida, no acertó a rematar a puerta un cabezazo desde el centro del área, tras la asistencia de Rubén Sobrino.

Con empate a cero se llegó al descanso de un envite que estuvo marcado por la reaparición de Víctor Laguardia después de estar casi nueve meses fuera de los terrenos de juego por una grave lesión en el ligamento de la rodilla derecha.

Tras el paso por vestuarios, el Alavés continuó llevando el peso del encuentro y en el minuto 53, Alvaro Medrán filtró un pase a Rubén Sobrino, pero el delantero albiazul no logró inaugurar el marcador.

El Alavés encontró el premio y se adelantó en la jugada posterior, en el 55, con un buen detalle técnico del bosnio Ermedin Demirovic que recogió un gran pase de sobrino entre los centrales para batir a Chechu con un toque sutil con su bota derecha, que sentenció la eliminatoria. Tras el gol, Rubén Sobrino pudo ampliar la renta pero no logró superar al guardameta visitante que despejó el balón a córner con una gran parada.

Al futbolista de Daimiel se le resistió el gol aunque no dejó de intentarlo, como ocurrió en el 70, que tras ser habilitado por Dani Torres picó el balón por encima de Chechu, pero se estrelló en el segundo palo.

La jugada continuó y concluyó con un fuerte disparo lejano de Medrán que obligó al portero isleño a meter los puños para enviar el esférico a saque de esquina. El centrocampista cordobés desaprovechó un contraataque del Alavés en el 76, en el que el conjunto albiazul se lanzó en busca del segundo y en un tres contra uno, Medrán disparó arriba.

El Formentera se estiró y buscó la igualada con varios disparos desde fuera del área que no lograron el objetivo de un plantel que dio la cara durante toda eliminatoria. Alfonso Pedraza puso la guinda al encuentro con una internada por la banda izquierda que acabó con tiro cruzado que superó a Chechu y puso el 2-0 definitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos