El ex del Athletic Jonan García, entre los 28 detenidos en la operación contra los amaños de partidos

Jonan García en un partido con el Athletic. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Jonan García en un partido con el Athletic. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Dos exjugadores, uno de ellos Jonan García, y un árbitro se compincharon con futbolistas de Segunda B y Tercera para acertar número de saques de esquina, penaltis...

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Las apuestas no eran sobre los resultados exactos, mucho más difíciles de controlar, sino sobre otros lances del partido como el número de penaltis y, sobre todo el de saques de esquina. Las sospechas de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía Nacional se remontan a hace casi un lustro, cuando un número «desaforado» de clientes de casas de apuestas nacionales y chinas se comenzaron a interesar sin motivo aparente por los resultados de la Segunda División B española, pero sobre todo por los de Tercera. Comenzaron a moverse decenas de miles de euros al otro lado del planeta en apuestas 'on line' de partidos que, sobre todo, se jugaban en Extremadura. Pero no solo en esa comunidad. Tras nueve meses de investigaciones formales, la Policía desató ayer la macroperación 'Pizarro' contra esta trama. Los investigadores aseguran tener constatado que varios de los 28 detenidos participaron en el amaño de partidos, al menos, en la temporada 2016-17 y la actual, aunque están convencidos de que la red comenzó a operar mucho antes.

Los epicentros del operativo tuvieron lugar en las provincias de Murcia, Barcelona, Badajoz, Albacete y Madrid. La redada movilizó a más de 200 funcionarios de la UDEV, de la Unidad de Investigación Tecnológica y de Europol. Los agentes registraron oficinas, despachos, viviendas particulares y sedes de clubes. Según revelaron fuentes de la operación, los investigadores sospechan que dos exfubolistas, uno de Primera y otro de Segunda, con conexiones con las casas de apuestas en China a las que apuntaban qué lances podían amañar, habrían convencido a diversos jugadores en activo, al menos cinco, y a un colegiado para participar en la trama. Uno de los cabecillas de la red, según las informaciones preliminares, sería el exjugador del Athletic y Alavés, entre otros equipos, Jonan García (Bilbao, 35 años). García fue arrestado en su domicilio de Argentona, en Barcelona. Los atestados apuntan, incluso, que los futbolistas captados por la red recibieron una breve instrucción para forzar los lances y que no fueran detectados, particularmente penaltis y saques de esquina.

Algunos de los jugadores habrían apostado 'on line' en los partidos que ellos mismos disputaban. En algunos casos –apuntan los agentes- los jugadores se habrían hecho con hasta 5.000 euros de beneficios en una sola jornada, cuando en esas categoría cobran unos 300 euros al mes. Los futbolistas recibían además entre 2.000 y 5.000 por su participación en los amaños. La red contaba incluso con un 'tipster', una suerte de especialista en apuestas. La Liga ha colaborado activamente con esta investigación, según fuentes policiales.

Los rumores sobre los amaños en las categorías más modestas del futbol español son recurrentes. En septiembre de 2016 se abrió una investigación tras las denuncias de varios dirigente de su Tercera División sobre la posibilidad de «manipulación». En su denuncia, la Fiscalía asegura que «al menos indiciariamente, en los partidos de los días 7, 14 y 21 de agosto de 2016 pudo haberse dado algún tipo de amaño». Se trata de los encuentros entre el Fuente de Cantos y el Jerez Club de Fútbol, el Don Benito y el Badajoz, y entre el Jerez Club de Fútbol y el Badajoz.

'Mordidas'

El Ministerio Público considera acreditado que «personas directamente relacionadas» con los encuentros, a pesar de tenerlo prohibido, realizaron apuestas. Uno de los detenidos fue el que superó los 5.000 euros de ganancias al apostar por un inusualmente alto número de saques de esquina. Las 'mordidas' a los jugadores, en su conjunto, no superaban los 3.000 euros. En el punto de mira de los investigadores están, entre otros, el Jerez Club de Fútbol (Extremadura) o el Jumilla y el Águilas (Murcia).

La investigación desatada tiene un precedente cercano. El pasado abril, la Policía detuvo al entrenador del Eldense y al responsable del grupo inversor italiano que lo gestionaba ante las sospechas de amaño en un partido de fútbol de Segunda División B en el que el club alicantino perdió por 12 a 0 con el Barcelona B. A raíz de aquellas primeras detenciones, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, denunció públicamente que «hay algún fin de semana que de un grupo de Tercera División, de diez partidos acertaría siete resultados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos