Argentina, Paraguay y Uruguay ofrecen ser sede del Mundial de fútbol en 2030

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, conversa con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Claudio Tapia/EFE
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, conversa con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Claudio Tapia / EFE

«Si hay algo que sobra en esta región es pasión futbolera», remarcó el presidente argentino, Mauricio Macri

MARCELA VALENTE

Tras una reunión con el titular de la FIFA, Gianni Infantino, en Buenos Aires, los presidentes de Argentina, Paraguay y de Uruguay oficializaron este miércoles en Buenos Aires su postulación conjunta para organizar la Copa del Mundo 2030. «Estamos muy felices, y si nos dan la oportunidad vamos a ser grandes anfitriones», prometió el presidente argentino, Mauricio Macri, escoltado por el uruguayo Tabaré Vázquez, de un lado y por su colega paraguayo, Horacio Cartes, del otro.

La propuesta oficial a las autoridades de la FIFA se hará en 2022. Aún no se sabe qué país alojará el partido inaugural o la final. «Debemos repartir la tarea», explicó Macri, pero anticipó que habrá 48 equipos que disputarán el torneo en alrededor de 12 estadios que podrían estar repartidos por la subregión. En principio, adelantó, serían alrededor de seis u ocho sedes en Argentina y dos o tres más en cada uno de los otros dos países.

La idea original había sido de Uruguay, que pretendía ofrecerse como sede del torneo junto con Argentina. La propuesta era celebrar en el Río de la Plata el Mundial 2030, es decir, 100 años después de que se jugara el primer campeonato en Uruguay, en el que estuvieron presentes 13 países como participantes. Sin embargo, Argentina convidó a Paraguay en un gesto que, en principio, no fue del agrado de los uruguayos. No obstante, este miércoles los tres mandatarios celebraron su decisión de hacerlo tripartito.

En una rueda de prensa posterior al almuerzo realizado en la Casa Rosada –sede de la presidencia argentina-, Macri aseguró que durante las reuniones de organización iniciales había «aparecido la idea de sumar a los queridos paraguayos a la iniciativa» y que «nada más planteárselo a Vázquez dijo que sí, que estaba bien que lo desarrolláramos».

Vázquez consideró que «aunque pueda parecer una quimera» por las exigencias que conlleva la organización de un campeonato mundial de fútbol, el mandatario destacó que hay antecedentes de organización conjunta. Cito el caso de Corea-Japón 2002 y sostuvo que la proximidad que existe entre las ciudades de la Cuenca del Plata «explica con claridad que estamos en condiciones de realizarlo».

Por su parte, el paraguayo Cartes agradeció a sus colegas que permitan a su país ser parte de la iniciativa. Remarcó que Uruguay fue sede del primer torneo del mundo en 1930, Argentina tuvo el suyo en 1978. Paraguay, en cambio, nunca lo hizo y sería su primera vez. «Solos no lo hicimos ni lo podríamos hacer», dijo. «Si hay algo que sobra en esta región es pasión futbolera», remarcó Macri, quien consideró que por esa razón «merecen organizar un Mundial». La primera Copa del Mundo en 1930 la había ganado Uruguay, el anfitrión. Y el torneo de 1978 en Argentina lo ganó también el país organizador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos