«Si alguien habla euskera, se va a la calle»

Imagen del campo del Idiazabal./
Imagen del campo del Idiazabal.

El colegadiado Manuel Sarrión González prohibió hablar euskera durante el partido entre el Idiazabal y el Elgoibar y alegó que «entendía alguna que otra palabra pero que no iba a ser capaz de comprender insultos y demás frases que pudieran transmitirse los jugadores en el terreno de juego»

IMANOL LIZASOAIN

Les pongo en situación. Partido de Regional Preferente entre el Idiazabal y el Elgoibar en Arizkorreta. Al frente del encuentro, el colegiado onubense Manuel Sarrión González. Primera anomalía del acontecimiento que les contamos a continuación.

«Si alguien habla euskera, se va a la calle». Esas fueron las palabras textuales del colegiado andaluz en la reunión previa al encuentro entre el Idiazabal y el Elgoibar que se disputó el sábado en el feudo del conjunto local. Esas sorprendentes e inusuales palabras salieron del colegiado del partido, que de esta manera quiso erigirse en protagonista de un duelo que tuvo que disputarse íntegramente en castellano ante la amenaza del trencilla andalúz de expulsar a cualquiera de los jugadores que hablasen entre ellos en euskera.

Matías Aranburu, presidente del Idiazabal KE, y que el mismo sábado aseguraba a este periódico que «el señor Sarrión se había pasado veinte pueblos» manifestaba ayer su arrepentimiento por no haber pospuesto el partido. «La decisión correcta hubiese sido no jugar el partido. La cabeza me decía una cosa y el corazón otra. Creo que tomamos la decisión correcta. Quizá si lo llegamos a suspender nuestra imagen hubiese quedado en entredicho».

Aranburu asegura que «tras enterarme de lo que había ocurrido en la previa del partido, acudí al encuentro del colegiado para tener una conversación con él. Le transmití que aquí siempre hablamos en euskera y que si algún jugador hubiese proferido algún insulto no lo hubiese entendido, ya fuese en euskera o en italiano. Ya es una locura de por sí, pero si todo esto nos lo hubiese transmitido de una forma educada y sosegada, quizá la cosa no habría sido para tanto».

El presidente del Idiazabal ha estado en todo momento en contacto con su homólogo del Elgoibar, Jon Basurto, para enviar una queja formal tanto a la Federación Guipuzcoana de Fútbol como al Colegio de Árbitros. «Ahora, después de 24 horas y en frío, sí que pensamos que había una razón de peso para suspender el partido. Es lamentable que en el año en el que estamos pasen estas cosas. Estamos indignados».

«Hoy mandaremos una queja conjunta tanto a la Federación como al Colegio de Árbitros»

Hasta el utillero del Idiazabal fue advertido por el árbitro durante el partido por hablar en euskera

Basurto prefiere mantenerse cauto a la hora de echar las culpas sobre alguien, puesto que no tienen toda la información sobre la mesa. «Cuando ocurren situaciones peculiares como esta siempre se piden responsabilidades a los clubes, jugadores o entrenadores. Creo que es competencia del Colegio de Árbitros estar al tanto del tipo de trabajadores que tienen en su agenda. Es necesario realizar un seguimiento a los árbitros en estas categorías».

Aviso también al utilero

El señor Sarrión aseguró a ambos delegados de campo que no quería escuchar ni una sola palabra en euskera. ¡Que estaba terminantemente prohibido! Que entendía alguna que otra palabra pero que no iba a ser capaz de entender insultos y demás frases que pudieran transmitirse los jugadores en el terreno de juego.«Durante el partido un jugador de nuestro equipo recibió un aviso del colegiado por hablar en euskera y también el utillero del Idiazabal fue advertido por el árbitro», afirma el presidente del Elgoibar.

Así se expresaba el sábado el entrenador del Elgoibar Omar Aizpuru en Twitter. 'Nire haserrea erakutsi nahi dut, gaur preferente mailan Idiazabal-Elgoibarren partiduan epaile andaluziat batek, euskaraz hitz egitea kaleratze batekin zigortuko duela esan digulako'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos