Agreden con un bate a un jugador del club de béisbol de San Ignacio

El miembro del equipo bilbaíno deberá ser operado de una rotura de cúbito como consecuencia de la agresión que sufrió por parte de un aficionado local

LAURA GONZÁLEZ

En shock, así es como se encuentra todavía el club de béisbol bilbaíno de San Inazio. Este domingo se desplazaba hasta la localidad navarra de Burlada para medirse al Pamplona en el arranque de la temporada, en la primera jornada de la Liga Nacional de División de Honor. Un estreno que pudo terminar en tragedia. Y es que uno de los jugadores del cuadro vizcaíno terminó ingresado de urgencia en un centro hospitalario después de una brutal paliza propinada con un bate por un aficionado, con golpes tanto en la cabeza, como en el costado y en uno de sus brazos.

Un desagradable incidente que se produjo tras el segundo encuentro que enfrentaba esa mañana a estos dos conjuntos. El primero finalizó con una victoria aplastante del San Inazio, 19-1. El segundo, por el contrario, con un 4-1 a favor de los locales. «Nos saludamos al acabar como siempre, entre los miembros de los dos equipos, no había pasado nada en el campo. Cuando nos fuimos al vestuario, en un pasillo que hay de uso público, allí nos encontramos con esta banda de descerebrados esperándonos», relata Kepa Pocero, técnico del conjunto bilbaíno, en una entrevista concedida en Radio Popular. «Después de los típicos forcejeos, cuando parece que se calmaba todo, de repente, aparece este loco con un bate y cogió a este chico, como podía haber sido a cualquiera, y podía haber sido una desgracia inmensa. Yo nunca había visto algo así y espero no verlo más».

Hasta el lugar, las instalaciones deportivas de El Soto de Burlada, se trasladaron varias patrullas de la División de Intervención de la Policía Foral, como apuntan en el Diario de Navarra, además de una ambulancia. «Por suerte uno de nuestros jugadores es médico y le pudo atender en lo básico», relata Pocero. El agredido, cuyo nombre no han querido revelar, fue trasladado al hospital más cercano donde se le realizaron diversas pruebas. Entre ellas un TAC, con el que se descartó que tuviera alguna lesión en la cabeza. «Por ese lado estamos contentos, todo salió correcto, pero le van a tener que operar porque tiene roto el cúbito».

Dolorido y aún con el miedo en el cuerpo, el jugador ya descansa en Basurto donde será intervenido. «El equipo está flasheado. No te piensas que vas a vivir esto, no sabes cómo vas a reaccionar. Estamos sobrepasados. Los chavales se quedaron helados», declara el preparador del cuadro bilbaíno, quien apuntó que el agresor, que ya está denunciado, es del entorno de uno de los jugadores del Pamplona. «Su plantilla está compuesta en un 80-85 % por dominicanos y sus familiares y amigos son seguidores de este deporte, el que en su tierra tiene mucho arraigo. Lo viven con una mezcla de pasión y alcohol que en este caso se tradujo en este comportamiento, perdiendo el norte por completo».

Tomar medidas

Un hecho extradeportivo del que el San Inazio no culpa al club navarro, pero sí le piden que tome las medidas oportunidad para que no vuelva a suceder. «No queremos cargas las tintas contra ellos porque no tienen ninguna responsabilidad por el comportamiento de estos impresentables pero sí creemos que tienen que tomar cartas en el asunto sobre el tipo de gente que se les acerca o tienen en el entorno para erradicarlo. Este hecho ha sido grave pero ya han tenido problemas con otros equipos y deberían de hacer algo para que no vuelva a ocurrir».

En la grada, durante este segundo partido, había entorno a unas 40 personas. Normalmente este deporte no es seguido por muchos aficionados por lo que no suele ser habitual la presencia policial. «El delegado de campo igual debería de haber reaccionado con más prontitud, cuando no paraban de insultar. Eso lo hubiese evitado todo», afirma Kepa Pocero. La Federación Española, a través de un comunicado emitido ayer, confirmó que el agresor había sido detenido «gracias a la colaboración de los allí presentes», expresando además su «más absoluta repulsa y condena». «Los órganos correspondientes de la RFEBS abrirán los procesos necesarios para clarificar lo ocurrido y sancionar, en su caso, al responsable o responsables de tales hechos». El club bilbaíno, por su parte, entidad fundada a principios de la década de los 50, tratará de volver este martes a la normalidad con su habitual sesión de entrenamiento, con la importante baja de uno de sus jugadores más destacados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos