Jon Odriozola: «El sueño ahora es llegar con el equipo Euskadi a la meta en Bilbao del Tour»

Jon Odrizoloa llevará en 2018 al Euskadi-Murias a las grandes carreras./Ignacio Pérez
Jon Odrizoloa llevará en 2018 al Euskadi-Murias a las grandes carreras. / Ignacio Pérez

Después de tres años en tercera división, la escuadra Euskadi-Murias da el salto a la élite y tendrá acceso en 2018 a las vueltas al País Vasco y España

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Jon Odriozola (Oñate, 46 años) ha elegido Irurtzun para la primera concentración del equipo Euskadi-Murias. Aquí nació hace cuatro décadas el Reynolds de Induráin. Ese guiño le gusta. En 2018, al fin, su plantilla será Continental Pro. Esto es, profesional de segunda división y, por tanto, con acceso a carreras como la Vuelta al País Vasco y la Vuelta a España. Adiós a la oscuridad. Los focos les alumbrarán. El técnico guipuzcoano habla de las dificultades que ha sorteado para dar este salto y también de una competencia inesperada. Ha aparecido otro equipo Euskadi, el presidido por Mikel Landa. ¿Dos Euskadis?

-Aquí, en Irurtzun, empezó el equipo Reynolds, la cuna de Induráin y Delgado.

-Me lo ha recordado Francis Lafargue, que estuvo con ellos y ahora está con nosotros. Ve muchas cosas comunes. Es un halago.

-Después de tres años da el salto a la categoría Continental Pro, con acceso a las grandes carreras.

-Este equipo nace de una necesidad: el ciclismo vasco no podía morirse. Y aparece una empresa, Murias, que me llama para sacar un proyecto adelante. Hemos ido dando los pasos hasta llegar aquí. Era la hora de dar el salto. Si no, no habría valido la pena el trabajo hecho.

-¿Ha envejecido mucho estos tres años?

-Sí. Sin duda. Me ha costado salud. Éste no es el equipo de Jon Odriozola. Soy un trabajador más de Murias. Aquí estoy como un gerente, lo que pasa es que yo me implico a tope. Primero me llamó Koldo Saratxaga (Ner Group), luego Orbea, después Murias... Todos querían construir un equipo como este. Y el sueño ha llegado. Creo que todo el mundo, incluida la prensa, tiene que valorar lo que hemos hecho.

-¿Se ha sentido solo?

-Sí. Aunque con el apoyo de Murias y de un grupo de trabajo que siempre ha estado conmigo. Nos decían que esto era imposible y mira.

-¿Y se siente con respaldo ahora para seguir creciendo?

-Si no hay respaldo ahora que vamos a estar en la Vuelta al País Vasco y la Vuelta a España... Aunque pido aún más porque nuestro objetivo es llegar al Tour. Una vez construido este proyecto, el siguiente sueño es llegar con el equipo Euskadi a la etapa del Tour que terminará en Bilbao. Trabajamos para eso. En tres años hemos hecho el trabajo de seis. A mí me ha fallado mucha gente. Si no, creo que ya estaríamos cerrando la participación en el Tour de 2020.

-Da por hecho que la Vuelta a España va a invitarles en 2018.

-Antes de tomar la decisión de subir de categoría, hablé con Javier Guillén (director de la Vuelta). Ahora, nos toca ganarnos deportivamente esa plaza. Para eso vamos a trabajar. La Unión Ciclista Internacional (UCI) nos ha felicitado porque hemos sido el primer equipo en entregar todos los papeles en el plazo. Ofrecemos seriedad, hechos.

-El primer conjunto Euskadi debutó en 1994. Y se estrenó con la victoria de Agustín Sagasti en la Vuelta al País Vasco. En 2018, otro equipo Euskadi volverá a la ronda vasca. ¿Cómo lo imagina?

-Será el primer momento cumbre de este proyecto. Es una ilusión. Nos dará credibilidad. Y nos exigirá hacerlo lo mejor posible, que esa es otra. Hay que tener paciencia, pero con respaldo seguiremos creciendo. Si nos conformamos, moriremos.

-El nivel del World Tour es muy alto. ¿Teme no estar a la altura?

-Miedo, no; respeto. Competiremos contra los mejores, contra estructuras que nos multiplican el presupuesto. Con voluntad y trabajo no basta, pero tengo fe en nuestra plantilla.

«Nuestro equipo ya está construido. Si Mikel Landa quiere sumarse, tiene las puertas abiertas»

-Para crecer tendrá que retener el talento. Si alguno de sus corredores destaca, le lloverán ofertas.

-Contemplo ese escenario. Seremos un equipo de formación mientras estemos creciendo. Sé que a corto plazo no voy a poder pagar dos millones de euros a un líder, pero tendremos que tener corredores de 300.000 euros para ir al Tour. Contamos con muchos de los mejores jóvenes del ciclismo vasco y del español. Queremos que crezcan aquí. Si hacemos las cosas bien, esto puede durar cuarenta años.

La plantilla masculina del Murias y la femenina del Bizkaia-Durango, unidas en 2018.
La plantilla masculina del Murias y la femenina del Bizkaia-Durango, unidas en 2018. / Murias

La filosofía

-¿Le han criticado por fichar corredores nacidos fuera de Euskadi?

-No. Necesitamos un nivel deportivo mínimo. Hemos recurrido a corredores formados en el nuestro ciclismo. Luego está Julien Loubet, que no es vasco pero vive en Iparralde, donde ha nacido su hijo. Hay un vínculo. No olvidemos que Samuel Sánchez fue referente del Euskaltel. Este año hemos recibido ofertas para fichar a muchos corredores extranjeros, pero no es ese nuestro camino. Ahora, quiero recordar que la empresa (Murias) puede hacer lo que quiera.

-El conjunto se llama Euskadi-Murias. Murias pone dinero pero tiene un techo de gasto. ¿El crecimiento del equipo depende de la implicación de las instituciones vascas?

-Creo que pueden facilitar la entrada de empresas en este proyecto. Aquí cabemos todos.

-Hay otro equipo Euskadi, el de la Fundación presidida ahora por Mikel Landa. Está en tercera división y ha anunciado su vocación de crecimiento. ¿Ve opciones de fusión o cada uno irá por su camino?

-A Landa le admiramos como ciclista. Nuestro equipo está construido y tenemos las puertas abiertas. Si alguien quiere sumarse... Si no, cada uno es libre de diseñar su proyecto. Nosotros ya estábamos cuando Landa anunció el suyo.

«El debut en la próxima Vuelta al País Vasco será el primer momento cumbre de este proyecto»

-¿Puede haber dos equipos ‘Euskadi’?

-No, no lo creo. Ya hay uno. Es nuestro cuarto año en la carretera.

-El Gobierno vasco ha mediado para que haya una fusión.

-Desde Murias lo apoyamos. Estamos dispuestos a recibir a todo el que quiera venir.

-¿Teme que el Gobierno vasco tenga que elegir entre el Euskadi de Murias y el Euskadi de Landa?

-Ya se da esa situación. Nosotros somos ya un equipo de categoría Continental Profesional. Lo mejor sería hacer un proyecto unidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos