Mikel Landa no tiene rival en la Vuelta a Burgos

Landa gana en solitario en el alto de Picón Blanco./
Landa gana en solitario en el alto de Picón Blanco.

El ciclista de Murgia se vuelve a imponer en un final en alto y afianza así su liderato en la general

ROBERTO RIVERAESPINOSA DE LOS MONTEROS

Mikel Landa asesta un segundo bofetón a la general de la Vuelta a Burgos sumando su segundo triunfo de etapa y ratificando, al mismo tiempo, la evidente superioridad con la que se exhibió en la que abría el fuego el martes en la capital. Aguantó la presión de Quick Step, que se destapó al encarar la escalada al Picón Blanco, un ‘monstruo’ que nadie conocía hasta el momento, y respondió con un mazazo a los envites de Enric Mas y David de la Cruz, a los que enterró en lo más alto de la ronda castellana. Al segundo, fundiéndolo con una respuesta letal. Aguantó su cuchillada a trescientos metros de meta, y lo fulminó cien después para obtener una renta de nueve segundos sobre el último rival de ayer. Más, Rosón (Caja Rural) y Miguel Ángel López (Astana) encajaron más de cuarenta.

El resto de la letanía, encabezada por Igor Antón (Dimension Data), se llevó más de un minuto al zurrón.

Considerado el trazado más adecuado para encumbrar al Picón Blanco, la cima que ocupó hasta no hace demasiados años una base militar de montaña que miraba al Cantábrico, el recorrido se demostró un espacio plagado de minas, enrevesado, quebrado, ideal para las emboscadas.

Aunque en el vaivén del pelotón sobre los cuatro puertos de tercera que comunicaban los valles de Los Altos, Manzanedo y Ojoguareña, no hubo más apuntes en el bloc de notas que un asalto por las bravas de diez corredores, decidido a animar un tránsito aplanado por el calor que se vaticinó de salida y se fue templando con el paso de los kilómetros para convertirse en fresco de montaña, en el alto que completaba el itinerario con rampas que enfilaban al cielo.

Godon (Cofidis), Suaza (Postobon), Hansen (Acqua Blue), Serry (Quick Step), Grellier (Direct Energie), Janse Van Rensburg (Dimension Data), Ferrari (Caja Rural), Dudding (Roompot), Cubero (Burgos) y Smukulis (Delko), estos dos últimos después de una segunda andanada de infantería, aprovecharon las concesiones del Sky que ató en corto a los equipos con peligro y cedió a su apuesta, manteniendo, en principio, un pulso que acabarían desequilibrando los fugados para abrir una ventaja que al paso por La Mazorra, puerto de primera, apenas se acerca a los dos mintos.

Cumbre de Las Hoyas

Se habían completado 54 kilómetros de carrera y la etapa entraba en la hora de la siesta tras el paso por la zona de avituallamiento, favoreciendo el último arreón de la escapada que abrió una brecha superior a los tres minutos en un ‘pis pas’, al afrontar las ascensiones a Escalerón y Ailanes.

En la que llevaba a la cumbre de Las Hoyas, como los anteriores un tercera algo más tendido pero también más prolongado, Smukulis decidió probar suerte, tensar la cuerda y romper lazos con sus compañeros, minando la solvencia de un grupeto que empezaría a perder, además de fuerzas, efectivos.

Empeñado en puntuar en primera posición en todos ellos, el corredor del Delko volvió a dar tiempo al resto de la fuga y a un pelotón que rodaba con cuatro minutos y medio de retraso. Un aldabonazo ficticio. Capaz de abrir una brecha de 45 segundos sobre el grupo perseguidor en poco tiempo, la inercia del paquete, del que tiraba a bloque el Sky, respaldando a su jefe de filas, acabó resumiendo su ventaja para ir engullendo uno a uno a los corredores que abrían la carrera. En última instancia a Smukulis, a las faldas del Picón Blanco, a tan sólo seis kilómetros y medio de la meta.

Ahí fue donde asomó el Quick Step, que abrió el fuego de batería, y se esfumó la reserva del Movistar, que se quedaba a medio gas.

Al bloque del líder le bastaba con marcar un ritmo asfixiante para efectuar, sin margen a la rendición, a todos los rivales de Landa que se las vio, ya solo, cara a cara con David de la Cruz, en un duelo resuelto con lanzamiento de moneda al aire racheado y frio de la nueva cima burgalesa. Salió cara. El alavés del Sky es mucho más líder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos