Mikel Landa madruga

Mikel Landa se fotografía con una aficionada./Efe
Mikel Landa se fotografía con una aficionada. / Efe

En un final en repecho en Andalucía, sólo el belga Wellens puede con el alavés, en plena forma en su debut

J. GÓMEZ PEÑA

Cuando llegó el miércoles a la Vuelta a Andalucía, su primera carrera del año, Mikel Landa prometió hacer «disfrutar» a la afición. Es su fuerza motriz. Corre para divertir. Y no ha esperado para cumplir su promesa. Estuvo con los mejores el jueves en el alto de las Allanadas y hoy, en el tremendo muro de Alcalá de los Gazules, sólo el belga Tim Wellens ha sido capaz de resistirle en el tramo más duro.

Ya arriba, Wellens, un buen clasicómano, ha aprovechado un tramo de pavés para sacar unos metros a Landa y llevarse la etapa y el liderato. Landa, segundo en la etapa –a cinco segundos– y en la general, se jugará la carrera en la contrarreloj final. 2018, un año en el que aspira a ganar el Tour, ha empezado bien y pronto para él. Andalucía es el mejor síntoma de lo que viene. La afición se prepara para disfrutar con Landa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos