Itzulia 2018: vuelven las hostilidades para derrocar al líder

Itzulia 2018: vuelven las hostilidades para derrocar al líder

La segunda mitad de la quinta etapa (Vitoria- Eibar) será frenética, con tres puertos en los últimos 60 kilómetros

ELCORREO.COM

En la quinta etapa de la Itzulia que se disputa hoy entre Vitoria y Eibar volverán las hostilidades. En una jornada de 164 kilómetros, los ciclistas vivirán cierta tranquilidad en los primeros 100 kilómetros, cuando empezarán las primeras dificultades montañosas. La etapa será movida, ya que los aspirantes al triunfo querrán poner en peligro al líder, Roglic, que ha demostrado una gran fortaleza. No van a esperar a la subida de Arrate en la última jornada.

Desde Bergara deberán ascender Elosua, un puerto de segunda categoría de 8 kilómetros con un desnivel medio del 7%. Tras un breve tramo llano, llegan dos puertos muy duros de manera consecutiva. Endoia (2ªcategoría. 7km al 5%) y Akurki (1ª categoría. 5,5 km al 7,6% de desnivel medio). Esa última dificultad está a 20 kilómetros de la meta, situada en Vitoria.

La llegada masiva está descartada, pero un grupo reducido se puede jugar la etapa en Vitoria.

Roglic, intratable en la crono de Lodosa

Era el gran favorito en la crono de Lodosa y Primoz Roglic no defraudó. Etapa y liderato, y el que pueda que le aparte del triunfo final en las dos etapas que quedan en Eibar. La gran novedad de la Vuelta al País Vasco de 2018 era una contrarreloj completamente plana, un perfil muy diferente a la tradición y el gusto de los organizadores por recorridos enrevesados, y en la cuarta jornada en lugar de cierre de carrera. Todos los aspirantes tenían en mente esos 19 kilómetros con salida y llegada en la localidad de la ribera navarra, y en mente un nombre, el del antiguo saltados de esquí hoy reciclado a todoterreno. Y Roglic, en una segunda parte de crono espectacular, ha roto el reloj y también a sus rivales. Julien Alaphilippe, hasta el jueves líder, se ha dejado 42 segundos respecto al esloveno, mientras Mikel Landa, como era de esperar, ha sufrido sobre la cabra, fuera de su hábitat natural y se ha dejado en meta 1.16, cinco segundos más que Gorka Izagirre y Pello Bilbao.

La situación, a falta de dos etapas, ha quedado muy franca para Roglic, con unas diferencias en la general incluso superiores a las que se podían esperar de la contrarreloj de Lodosa. Y eso que en la primera parte del recorrido, el ciclista del Lotto Jumbo era el tercero, a 18 segundos del mejor crono. Pero a partir de ahí, jugando con el viento y las largas rectas, ha impuesto su fuerza para mover grandes desarrollos mientras los pesos ligeros del pelotón empezaban su calvario. De hecho, en ese punto intermedio, Alaphilippe, Gorka Izagirre, Landa y compañía parecían salvar los muebles con respecto al esloveno. Pero en meta, el balance de daños ha sido mucho más elevado. Solo el líder, apoyado en su extraordinario momento de forma, se ha mantenido en una diferencia que le permite mantener buena parte de sus opciones, ya que sale de tierras navarras con 34 segundos de desventaja. A partir de ahí, el tiempo a favor de Roglic se coloca por encima del munuto y medio. Bauke Mollema cede 1.33, Konrad 1.36, Gorka Izagirre 1.42, Mikel Landa 1.51, Peio Bilbao 1.57 y Nairo Quintana cede ya más de dos minutos.

Itzulia 2018

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos