La Fundación Euskadi recupera la marea naranja

La Fundación Euskadi recupera la marea naranja

La nueva equipación del equipo impulsado por Mikel Landa apuesta por el color del maillot que llenó las cunetas del Tour

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Con tres nombres, Euskadi, Orbea y Etxeondo, y una ikurriña, el maillot de la Fundación Euskadi para su regreso en 2018 al pelotón profesional será naranja. No es una elección de color casual. Era el que portaba el Euskaltel-Euskadi en carreras como el Tour. De ahí salió la marea naranja que inundó de aficionados vascos las cunetas de los Pirineos animando a corredores como Laiseka, Mayo, Zubeldia y Samuel Sánchez. En 2018 la Fundación Euskadi competirá en categoría Continental, la segunda división B del ciclismo. Aún no podrá inscribirse en carreras como la Vuelta al País Vasco o la Vuelta a España, pero ya dará oportunidad a los jóvenes valores de su cantera para preparar el salto en un futuro próximo a una categoría superior. Al fondo, la meta es regresar al Tour. El color naranja del nuevo maillot es un guiño a ese porvenir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos