AVANCE

El CSD valida el acuerdo de la FEB y la ACB sobre ascensos y descensos

José Ramón Lete, secretario de Estado para el Deporte. / Efe

Los jugadores profesionales declinaron su asistencia a las reuniones que acercan al Gipuzkoa y al Miraflores Burgos a la élite

COLPISAMadrid

El secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, ha presidido este viernes la reunión con representantes de la Federación Española de Baloncesto (FEB), de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y de los clubes españoles en la que se ha validado el principio de acuerdo que las partes implicadas han alcanzado durante sus sesiones de trabajo. Este documento, que recoge las condiciones de ascensos y descensos y el presupuesto mínimo de los equipos, entre otras cuestiones, será elevado el próximo lunes a la Asamblea de la ACB, que debe ratificarlo y, con posterioridad, someterlo a la consulta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Con este acuerdo se pone fin a un proceso de trabajo de más de un mes y medio en el que las diferentes organizaciones, bajo la mediación del CSD, han debatido acerca de las soluciones que pudieran dar estabilidad y fortaleza a largo plazo al baloncesto español. Como a las últimas convocatorias, a la sesión de este viernes estaba invitada la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), que ha declinado su asistencia.

El acuerdo, en principio para los seis próximos años, contemplaba una Liga de 17 equipos de forma transitoria, con dos ascensos y dos descensos. A partir de 2019 ó 2020 sólo habría un ascenso para pasar de esta forma a una liga de 16. Así permanecería al menos las tres campañas siguientes, y la FEB sería compensada con una cantidad que rondará el medio millón de euros y que debería salir de los bolsillos de los clubes, uno de los puntos que puede generar tensiones en la Asamblea.

Si la ACB lo aprueba el lunes, Gipuzkoa Basket y Miraflores Burgos tendrían hasta el 15 de julio para formalizar su inscripción en la mejor competición del basket español. Las nuevas condiciones, ya avanzadas en diversos medios, resultan mucho más asumibles que en el pasado: el valor de participación que había fijado la ACB en 1,9 millones de euros pasaría a 1,6 millones que, además, serían abonados de forma fraccionada. Así, este verano los dos clubes solo tendrían que pagar 400.000 euros.

Sin embargo, el As informó que todavía hay algunos frentes abiertos. El Palencia acordó el mantener su plaza de ascenso a expensas del acuerdo ACB-FEB, que en principio no contemplaba a los palentinos, que cuentan con el apoyo de Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte.

También se quejó el Betis, que descendió en la cancha, como el Manresa, y que considera injusto que se alteren unas cifras que propiciaban la inviabilidad de los ascensos, puerta abierta a su continuidad en la ACB. El equipo sevillano ha amenazado con acudir a los tribunales, ya que además no cuenta con voto en la Asamblea por su condición de equipo descendido.

El futuro torneo de 16 tampoco agrada a los jugadores profesionales, que han dado la espalda a estas reuniones que finalmente terminaron en un acuerdo que validó el CSD. El presidente de la ABP, el madridista Alfonso Reyes, ya avanzó días atrás que la reducción supondría "empobrecer la Liga".

Fotos

Vídeos